Nicaragua entre los 10 con más carga fiscal | impuestos

Ilustración

Ilustración

Nicaragua es uno de los diez países del mundo cuyas obligaciones tributarias superan el 100% de los beneficios empresariales, según el ránking dado a conocer por el Foro Económico Mundial.

De acuerdo con esa clasificación, los empresarios bolivianos destinan el 83,7 % de sus utilidades para pagar impuestos. Particularmente, el impuesto sobre las transacciones absorbe el 60 % de los beneficios empresariales.

En la tercera posición se encuentra Tayikistán, en donde los comerciantes e industriales reservan el 80,9% de sus beneficios para cumplir con sus obligaciones fiscales.

Por el nuevo impuesto sobre el patrimonio, Colombia es el cuarto país del listado y sus empresarios deben dejar hasta el 75,4 % de sus utilidades para pagar  sus obligaciones tributarias.

Completan el grupo los siguientes países: Algeria (72,7 %), Mauritania (71,3 %), Brasil (69 %), Guinea (68,3 %), Francia (66,6 %) y Nicaragua (65,8 %).

Así se calcula la “tasa impositiva total”

El último Informe de Competitividad Global del World Economic Forum (Foro Económico Mundial) ofreció una actualización anual sobre el estado de las economías más grandes del mundo y otras más pequeñas.

Uno de los temas fue el sistema de impuestos de las naciones y en el caso de Nicaragua, la carga impositiva total es del 65,8%, la décima más alta en la clasificación mundial hecha por en el organismo.

En el año 2012 el Fondo Monetario Internacional (FMI) sugirió que el país debería reducir su complejo sistema de impuesto a la renta.

La entidad utiliza un conjunto de indicadores, que van desde la facilidad para abrir un negocio a la probabilidad de que funcionarios públicos pidan un soborno. Una de las referencias que más se tiene en cuenta es la carga fiscal del país: mientras más alta sea la presión tributaria, menos competitividad tiene la economía.

Para medir esto, el Foro utiliza la medición de “la tasa impositiva total” que calcula el Banco Mundial en base a la cantidad total de impuestos, en la que suma de cinco tipos diferentes de contribuciones que se pagan tras deducciones y exenciones. Estos impuestos son Ganancias o el impuesto sobre la renta; contribuciones sociales y laborales a cargo del empleador; impuestos sobre transmisiones patrimoniales; impuestos sobre el volumen de negocios, y otros pequeños impuestos. Es decir que se contemplan gravámenes que recaen sobre el empleador y no el empleado. Trinchera de la Noticia.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario