Nicaragua, el más desnutrido de Centroamérica

Según la FAO, el porcentaje de personas desnutridas es del 16,6% en Nicaragua, 15,6% en Guatemala, 12,4% en El Salvador, 12,2% en Honduras, 9,5% en Panamá y 5% en Costa Rica.

Según la FAO, el porcentaje de personas desnutridas es del 16,6% en Nicaragua, 15,6% en Guatemala, 12,4% en El Salvador, 12,2% en Honduras, 9,5% en Panamá y 5% en Costa Rica.

Más de once millones de personas, aproximadamente un cuarto de la población, sufren de desnutrición en Centroamérica pese a los avances que se han dado en los últimos años para combatir el hambre en la región, manifestó este jueves en Panamá un funcionario de la ONU.

“La región centroamericana ha tenido avances consistentes en la disminución en el número de personas en condiciones de subalimentación”, dijo a la AFP Ignacio Rivera, coordinador de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura para Mesoamérica(FAO), con sede en Panamá.

Sin embargo, en los últimos años “ha habido una disminución en la velocidad del avance” contra el hambre y de la desnutrición porque “estamos tocando la parte más estrucutural de este problema de seguridad alimentaria”, añadió.

Según Rivera, en Centroamérica se ha pasado de 12,6 millones de personas que en 1990 no ingerían lo necesario para llevar una vida mínimamente saludable, a 11.4 millones en 2015.

De acuerdo con la FAO, el porcentaje de personas desnutridas es del 16,6% en Nicaragua, 15,6% en Guatemala, 12,4% en El Salvador, 12,2% en Honduras, 9,5% en Panamá y 5% en Costa Rica.

nino_ilustracion_desnutricionDesigualdad, injusticia y poco acceso a servicios

Las fallas estructurales que facilitan la desnutrición en Centroamérica tienen que ver con una mala distribución de la riqueza y el poco acceso de grandes capas de la población a servicios básicos.

“Ha habido un avance significativo en términos económicos, pero la fórmula de compartir la riqueza no es la óptima y traemos problemas estructurales educativos, de salud, infraestructura y acceso al mercado”, señaló Ignacio Rivera, coordinador de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura para Mesoamérica (FAO). Por eso, los gobiernos deben “revisar y afinar estrategias” contra el hambre en la región, añadió.

El funcionario de la FAO consideró que los gobiernos deben facilitar el crecimiento económico y aumentar la inversión pública en materia de seguridad social enfocadas en las poblaciones de riesgo.

La FAO publicó el miércoles su informe anual en el que asegura que por primera vez en el mundo, desde que se tienen estadísticas, hay menos de 800 millones de personas con hambre en el mundo, una reducción de casi el 25% en los últimos 25 años.

Trinchera de la Noticia

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario