Nicaragua busca prevenir conflictos en Golfo de Fonseca

golfo-de-fonsecaEl Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, anunció este martes que en los próximos días se reunirá con sus homólogos de El Salvador y Nicaragua para encontrar mecanismos de protección que beneficien a los habitantes de las zonas ribereñas del Golfo de Fonseca y prevenir conflictos que pongan en riesgo la vida y la integridad de sus habitantes. Nuestro principal objetivo es fomentar un clima de armonía y de paz entre las poblaciones ribereñas de los tres países, expresó el Ombudsman hondureño.

El funcionario condenó y lamentó el incidente producido el pasado viernes en el Golfo de Fonseca cuando una patrullera salvadoreña habría embestido una pequeña embarcación en la que faenaban los pescadores hondureños Luis Antonio Requeno que resultó muerto y Juan Carlos Elvir Carbajal, con lesiones de consideración.

“Tenemos que condenar toda violación a un derecho tan esencial como es el derecho a la vida de cualquier persona y es lamentable que hayamos perdido a un compatriota en esas circunstancias, cuando estaba buscando medios de subsistencia para su familia”, apuntó. Recordó que en innumerables ocasiones alertó a las autoridades de los tres países que es necesario prevenir la pérdida de vidas humanas y lesiones a la integridad personal, tanto de hondureños como de nicaragüenses y salvadoreños, publicó e diario Proceso.

“No puede haber zonas de seguridad y desarrollo si no está el sujeto principal que son los hombres”

Comentó que la zona del Golfo de Fonseca debe ser lo que han proclamado los presidentes centroamericanos en el sentido de ser una zona de paz, de desarrollo sostenible y de seguridad. Concepto que, de acuerdo al defensor de los derechos humanos, se basa en el Tratado Marco de Seguridad Democrática que está sustentada fundamentalmente en la seguridad de las personas.

“No puede haber zonas de seguridad y desarrollo si no está el sujeto principal que son los hombres, las mujeres y las familias de esas comunidades ribereñas en particular”, puntualizó. El Comisionado de los Derechos Humanos considera que cuando no se toma en cuenta la dignidad de cada persona se hiere profundamente todo el sentido, el objetivo de todos esos tratados centroamericanos y de la misma existencia de la integración centroamericana y de las democracias de cada uno de los países.

El Ombudsman hondureño reveló que en los últimos días ha estado en contacto permanente con el Procurador para la Defensa de los Derechos Humanos de El Salvador, David Morales y con el Procurador de los Derechos Humanos de Nicaragua, Omar Cabezas Lacayo. “Los estoy invitando para que nos reunamos y que tengamos comunicación directa con todos los pobladores de esas zonas, con los pescadores, con sus familias y sus autoridades municipales, para hacerles sentir que como defensores de los derechos humanos tenemos que estar de su lado”, expresó.

Buscan evitar que se reproduzca la pérdida de más vidas

Indicó que como defensores de los derechos humanos lo que buscan es evitar, por un lado, que se reproduzca la pérdida de más vidas humanas y, por otro, evitar que los pescadores hondureños, de El Salvador y de Nicaragua también se vean afectados en su dignidad. Consultado sobre cuál será la posición del Conadeh, Herrera Cáceres respondió que una de sus iniciativas será promover un ambiente de paz y armonía entre los habitantes y ver la forma de prevenir que se siga produciendo la pérdida de vidas humanas y lesiones a la integridad de esas personas. Señaló que lo importante es que los ombudsman se están ocupando del tema y que el mismo no va a quedar únicamente en manos de los gobiernos.

“Estaremos acompañando a los gobiernos para facilitar entendimientos hacia el futuro”, precisó. Anunció que la reunión con los Morales y Cabezas está programada para junio, sin embargo, a título personal, en las próximas horas visitará las zonas ribereñas del Golfo de Fonseca para entrevistarse con los habitantes y conocer de sus preocupaciones. “Queremos tener la mayor información posible y establecer un diálogo que sea productivo para propiciar recomendaciones de solución hacia el futuro”, acotó. Gobiernos deben evitar roces y buscar vías de solución pacífica. Según Herrera Cáceres, es importante que los gobiernos hagan énfasis en la prevención de daños a la persona humana en su vida y en su integridad.

“Lo primero que tenemos que asegurar es que existan mejores coordinaciones entre las autoridades a fin de evitar esos roces”, declaró. Añadió que las autoridades gubernamentales deben tomar en cuenta el nivel de vigilancia y el respeto a los derechos humanos. Señaló que a nivel centroamericano están muy pendientes de que cada uno de los gobiernos cumplan con su obligación de no recurrir a medios violentos como los han estado haciendo. Además, deben tratar de encontrar vías de solución pacífica que garanticen el respeto de los derechos humanos de los pescadores y de todas las personas que estén en el lugar a donde pueden producirse incidentes como el ocurrido el pasado viernes.

Carta Bodán

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario