Nicaragua asume parte de acciones de Tumarín

Ilustración

Ilustración

La empresa brasileña de electricidad Eletrobras anunció que vendió todas sus acciones en la Centrales Hidroeléctricas de Nicaragua (CHN), concesionaria del proyecto hidroeléctrico Tumarín, informó la compañía de capital abierto controlada por el gobierno de Brasil.

Eletrobras dijo en un comunicado que las acciones fueron vendidas por un valor de 44,2 millones de dólares a la estatal Empresa Nicaragüense de Electricidad (Enel) y a la privada Distribuidora de Electricidad del Norte (Disnorte). Disnorte es propiedad de una empresa española en la que el estado nicaragüense detenta 16% de las acciones, de acuerdo con informes publicados en 2013.

Eletrobras poseía 45% de las acciones de CHN, mientras otro 45% es de la brasileña Queiroz Galvão y 10% de Enel, dueña de la concesión de Tumarín, un proyecto valorado en 1.100 millones de dólares. Las autoridades nicaragüenses no quisieron confirmar la compra de las acciones de Tumarín.

“Dentro del marco de lo que la ley permite”

“Si se dio (la venta) es dentro del marco de lo que la ley permite (en cuanto a) que se pueden vender las acciones entre privados”, dijo el presidente del regulador Instituto Nicaragüense de Energía (INE) David Castillo. “Tumarín no ha muerto, ahí está y va a seguir”, agregó Castillo durante una rueda de prensa sobre la reducción de la tarifa eléctrica.

En tanto, el portavoz de CHN dijo a la agencia de noticias AFP que la empresa por “el momento no tiene ningún comentario a esa información”.

La represa Tumarín, uno de los mayores proyectos energéticos del gobierno nicaragüense, sería construida sobre el río Grande, en el caribe nicaragüense, y tendría una capacidad instalada de 253 megavatios. El proyecto fue aplazado varias veces, siendo su última programación de inicio 2014, con planes a concluirlo en 2019.

Carta Bodán

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario