Muertos y heridos tras combates en zona de Ayapal, pero ejército calla

Columna de guerrilleros de "la contra" que combatió con las armas al primer gobierno sandinista (1979-1990) / Imagen de archivo.

Columna de guerrilleros de “la contra” que combatió con las armas al primer gobierno sandinista (1979-1990) / Imagen de archivo.

Managua.- Los combates entre fuerzas irregulares y tropas del Ejército de Nicaragua ocurridos durante los últimos días en la región montañosa de Bocas Ayapal, en el norteño departamento de Jinotega, dejaron como saldo entre 6 y 12 muertos así como varios heridos, publicó este lunes un diario local.

La información fue suministrada al diario La Prensa  por “fuentes  extraoficiales” según una publicación divulgada por los periodistas Amalia Morales y Luis Eduardo Martínez.

No es la primera vez que se habla de enfrentamientos armados en esta región del país, donde supuestamente se movilizan grupos de “alzados en armas” en contra el gobierno de Daniel Ortega Saavedra. Oficialmente, tanto el ejército como la policía han desmentido el hecho, igual que lo hacían los voceros de la Guardia Nacional de Nicaragua (durante la dinastía somocista), para negar ante la opinión pública la existencia de la guerrilla sandinista en las montañas del norte. Los comunicados oficiales de la otra dictadura eran firmados generalmente por Aquiles Aranda Escobar, coronel y jefe del Cuerpo de Leyes y Relaciones Públicas de la Guaradia Nacional, quien llegó a ser conocido entre la ciudadanía como “aquí-les-miento”.

El gobierno somocista también calificaba a los guerrilleros sandinistas de “delincuentes comunes”, “fascinerosos”, “abigeos” “bandoleros”, y “terroristas”, entre otras expresiones que paulatinamente resurgen en el léxico oficial de los partes castrenses para informar sobre las acciones militares en el norte del país.

Pero, desde hace tres años, el presidente de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) y obispo de la diócesis de Estelí, Abelardo Mata, se ha referido al asunto de grupos armados en el norte, integrados mayormente por campesinos, que presentan demandas sociales y políticas, dice la agencia EFE en una nota divulgada hoy sobre el mismo tema.

Detalles precisos

“La situación está color de hormiga aquí (peligrosa)”, dijo la fuente, quien detalló que los enfrentamientos se registraron entre el miércoles y el viernes pasado, en las comunidades de Sibiwas, Buenos Aires de Wina y Boca de Daka y Amakón, situadas a seis y 12 horas de camino del poblado de Ayapal, dice la nota de La Prensa.

Las fuentes del periódico nicaragüense precisan que los más recientes combates se habrían producido en los poblados rurales de Boca de Daka y Amakón, con un saldo de dos heridos por parte del ejército.

Por otro lado, el viernes se produjo una emboscada a una columna del ejército integrada por unos 50 elementos. La acción se produjo en el sector de Wina central y protagonizada por tres grupos armados liderados por “Zapoyol”, el “Licenciado” y alguien conocido como “Alexis”, cita el diario.

Los vecinos dijeron que lograron ver entre 8 y 12 cadáveres, pero el ejército los trasladó en helicópteros que sobrevolaron la zona durante varias horas después la emboscada.

“Se habla de seis y nueve muertos del Ejército y varios heridos”, explicó la fuente, quien aseguró que hay hermetismo de las autoridades castrenses.

Periodistas de La Prensa buscan versión del ejército, pero sus voceros callan

La fuente detalló que en esa emboscada fue secuestrado el jefe de batallón del Ejército mientras que el segundo jefe, de apellido Garmendia, habría fallecido durante la refriega.

En ese combate del viernes, describió la fuente, también habrían dos bajas del grupo armado, uno de ellos sería el “Licenciado”. Este último habría muerto durante ese combate; sin embargo, la información no ha sido confirmada por el Ejército de Nicaragua.

Periodistas del diario La Prensa llamaron en repetidas ocasiones al vocero de esa institución, coronel Manuel Guevara Rocha, pero no respondió las llamadas. También se le dejó un mensaje de texto a su número celular y tampoco contestó.

El jefe del Sexto Comando Militar Regional del Ejército, coronel Alcides Garmendia, tampoco respondió a varias llamadas a su número móvil.

Denis Castro, comisionado mayor y segundo jefe departamental de la Policía de Jinotega, dijo que desconocía de los hechos.

Aunque no se reportan bajas civiles, uno de los afectados habría sido un productor de la zona a quien supuestamente le quemaron la casa.

Mercedes Duarte, presidente de la Comisión de Paz y Derechos Humanos (Acopan), de Ayapal, dijo que ellos no tienen detalles de tales enfrentamientos, pero han llegado algunas familias campesinas asustadas por la situación. “Hoy en la homilía (ayer) el padre hizo un llamado a la paz”, dijo Duarte.

Tanto en Wiwilí como en Ayapal la población ha reportado la presencia de armados opositoras al Gobierno. Pero a estos grupos el Ejército los llama “grupos delincuenciales”.

(Colaboración de Wilih Narváez).

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario