Muertos y heridos en Pantasma tras explosión de mochila-bomba

El cuerpo de Modesto Duarte fue encontrado a 30 metros de donde ocurrió la explosión, en Pantasma, Jinotega. LA PRENSA/Cortesía

El cuerpo de Modesto Duarte fue encontrado a 30 metros de donde ocurrió la explosión, en Pantasma, Jinotega. LA PRENSA/Cortesía

Tres personas murieron el martes por la tarde en la comunidad El Portal, de Santa María de Pantasma, en Jinotega y un cuarto está desaparecido, tras la explosión de una mochila-bomba manipulada a distancia contra un grupo de supuestos armados.

Dos de las víctimas perecieron a causa del estallido del artefacto explosivo que, según pobladores, dejó un cuadro dantesco en el sitio.El vocero del Ejército de Nicaragua, coronel Manuel Guevara, se limitó a confirmar el hecho.

No obstante, el coronel Guevara negó que esa institución castrense tenga personal en el sector.

“Lo que tenemos información es que se dio un hecho en ese sector de Pantasma, mayores detalles no tenemos, lo que sí conocemos es que la Policía está realizando un proceso de investigación”, dijo Guevara.

LA PRENSA intentó de forma reiterada obtener una versión de la Policía pero ni el jefe de Divulgación, comisionado César Cuadra, ni el vocero, comisionado mayor Fernando Borge, respondieron a las llamadas.

El concejal de la Alcaldía de Pantasma, Adolfo Pineda, confirmó a LA PRENSA vía telefónica que los hechos sucedieron en la comunidad El Portal, a eso de las 5:00 p.m. del martes.

DOS MOTORIZADOS CON MOCHILAS-BOMBAS

La información que conoció Pineda de personas allegadas a la familia de uno de los fallecidos, es que la tarde del martes dos sujetos que se movilizaban en una motocicleta sin placa, se presentaron a la casa del señor Modesto Duarte, a quien los desconocidos le dijeron que unos armados los habían mandado a llamar.

Los motorizados le habrían dicho a Duarte “que llevaban una encomienda”, que “urgía los llevara a enseñar dónde estaban los armados”, pues les enviaban víveres. Pineda conoció de parte de allegados a Duarte que este creyó en las afirmaciones de los desconocidos y los llevó al lugar.

Los hombres le entregaron a Duarte las dos mochilas, en una de las cuales ocultaban una bomba. Luego que Duarte entregó a los armados las mochilas, se presume que desde una distancia no especificada los desconocidos activaron el artefacto explosivo.

EXMIEMBRO DE LA RESISTENCIA EXPLICA

De acuerdo con un exmiembro de la Resistencia Nicaragüense, en el argot militar se conoce como “caza bobo” a la mochila con una mina o algún otro artefacto explosivo.

Según la fuente de la Resistencia, el grupo armado estaba a unos cien metros de la carretera.

“Le dicen que la entregue y que lo van a esperar” diez minutos después entraron unas camionetas tipo ambulancias, pero sin ningún emblema ni rotulación y sin placas. Y en ese momento estalla el artefacto de la mochila y mata a dos de los rearmados”, dice el exmiembro de la Resistencia, con base en testimonios de personas cercanas a Duarte, que conocieron de cerca los hechos.

Por otra parte, Pineda también relató (según lo que le dijeron los allegados a Duarte) que en el lugar estaban cuatro armados. “La bomba era de tiempo” y explotó, agregó Pineda.

“En el lugar quedaron esparcidos los restos de las víctimas”, aseguró.

DUARTE FUE EJECUTADO

Posteriormente, el miércoles por la mañana fue encontrado el cuerpo de Duarte, el que presentaba un impacto de bala con orificio de entrada por el hombro izquierdo y salida por el pecho, a la altura del corazón. Entre los lugareños se presume que los dos extraños que llevaron la mochila-bomba supuestamente trabajan para el Ministerio de Salud (Minsa).

Sobre la muerte de Duarte “se presume que no murió en el momento, lo mataron en la mañana (ayer). Él solo sirve de enlace de los que llevan la mochila y los armados, pero los que llevan la mochila no les conviene que quede viva la persona que sí los identifica quiénes son”, analiza Pineda. El cuerpo de Duarte fue encontrado con impacto de bala, a unos 30 o 40 metros de donde ocurrió la explosión.

En tanto, los cuerpos de los supuestos armados no fueron identificados, debido a que estaban despedazados por la explosión. “Uno de ellos no tiene la cabeza, pies ni manos, el otro quedó desfigurado”, relató Pineda.

Sin embargo, otras fuentes presumen que uno de los fallecidos era conocido como “Byron”, del grupo del rearmado conocido como “Zapoyol”.

OTROS HERIDOS

Tres personas más habrían sido heridas en el operativo con “caza bobo”, por lo que algunos lugareños consideran que fue un “operativo” ejecutado por el Ejército.

Sin embargo, estas otras tres personas tampoco han sido identificadas, pero habrían sido llevadas por las autoridades al hospital Victoria Motta de Jinotega, aunque pobladores del lugar presumen que uno de ellos es Eliécer Duarte, hijo del productor fallecido Modesto Duarte.

El coronel Alcides Garmendia, jefe del Sexto Comando Militar Regional del Ejército, con sede en Waswalí, Matagalpa, no atendió las llamadas a su número móvil.

De acuerdo con un excontra, en los vehículos tipo ambulancias iban militares que tras la explosión empezaron un tiroteo “para tratar de distorsionar la información”.

“No se identifica quiénes son los muertos, pero sí eran de los grupos armados que están en contra de la dictadura que estamos viviendo en este país”, dijo el excontra, tras apuntar que los vehículos tipo ambulancias salieron de El Portal cerca de las 7:00 p.m. del martes y “llevaban un herido que no se sabe si es el hijo del muerto (Duarte) y a dos ciudadanos más que no se sabe quiénes son”.

“Esos vehículos regresaron entre las 11 y las 12 de la noche y volvieron a salir como a las dos de la madrugada (del miércoles), intimidando y torturando a personas civiles que nada tienen que ver con los grupos armados que están en contra del totalitarismo de Daniel Ortega”, finalizó el excontra.

Otros hechos en Pantasma

A mediados de julio del 2013, en el sector de El Tamalaque, de Santa María de Pantasma, un soldado del Ejército identificado como Davis Treminio falleció en un enfrentamiento contra un grupo alzado en armas al mando de Gerardo Gutiérrez, apodado como “El Flaco”, pero que el Ejército y la Policía han calificado como grupo delincuencial. Esto desató una persecución del Ejército sin que “El Flaco” fuese detenido.

Posteriormente en octubre de ese mismo año en el sector de Anisales, diez kilómetros al Oeste del poblado de Praderas, cabecera del municipio Santa María de Pantasma, las tropas castrenses tuvieron una escaramuza sin resultados con un grupo armado donde falleció uno de los alzados y un campesino de nombre Yairon Díaz Pastrana. En ese momento la versión de los familiares de Díaz fue que este no estaba armado y que lo mataron cuando trabajaba.

ANPDH investigará

El hecho que mantiene alarmada a la población fue denunciado por familiares de uno de los fallecidos a la Asociación Nicaragüense Pro de Derechos Humanos (ANPDH), en Estelí, que según sus funcionarios investigarán el caso. Otras fuentes indican que la mañana de ayer más de 500 pobladores se fueron al sitio de la explosión con la intención de levantar el cuerpo de Modesto Duarte, que no tenía signos de rigidez, la sangre tampoco estaba fétida y daba la impresión que acababa de morir.

Tomado del diario La Prensa

Sucesos de Pantasma demandan una investigación

El día de ayer el país conoció del crimen cometido en el municipio de Pantasma contra presuntos rearmados y contra el productor Modesto Duarte.  Las características del hecho y la aparente ejecución del señor Duarte, mueven la preocupación sobre estos condenables hechos, afirmó el disidente partido MRS a través de un comunicado.

El MRS, al igual que varios obispos de la iglesia católica, ha señalado reiteradamente la necesidad de que el gobierno reconozca la existencia de grupos armados de origen político para promover la búsqueda de una solución a sus demandas. Sin embargo, el régimen ha persistido en afirmar que se trata de grupos delincuenciales sin motivaciones políticas.

Consideramos que es indispensable que se realice una investigación profunda, seria, profesional que ofrezca una pronta aclaración sobre los hechores materiales y los autores intelectuales del crimen cometido en Pantasma, para que se haga justicia.  Esperamos que en este caso, no se repita lo sucedido con el acto criminal de que fueron víctimas simpatizantes oficialistas el 19 de julio pasado, cuya autoría y motivaciones han quedado en la oscuridad y por lo mismo en la impunidad.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario