MRS: “Los espacios institucionales se han cerrado para la oposición” | Nicaragua

asamblea_nicaragua_protestasEl disidente partido Movimiento Renovador Sandinista (MRS) señaló este viernes al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, por querer liquidar el pluralismo político en el país, luego de que la Junta Directiva de la Asamblea Nacional, controlada por el oficialismo, destituyera a 28 diputados opositores, informó la agencia EFE.

La posición del partido MRS fue dada a conocer esta tarde en Managua.

Según ese movimiento, que carece de personalidad jurídica, Ortega “no pudo ni doblegar ni comprar a la oposición política representada por los diputados” destituidos, “dejando claro su proyecto de régimen de partido único, tal como lo advirtiera la Conferencia Episcopal recientemente”.

“Ese modelo de partido único amenaza a todos y cada uno de los nicaragüenses que no se manifiesten alineados con la política orteguista”, consideró el MRS, para el cual “los espacios institucionales se han cerrado para la oposición y para el pueblo”.

La Junta Directiva del Parlamento acordó este viernes destituir a 28 diputados opositores pese a que se habían declarado independientes para tratar de evitarlo.

Los diputados, entre ellos el coordinador de la principal agrupación opositora, la Coalición Nacional por la Democracia, Eduardo Montealegre, fueron destituidos de sus escaños por una resolución del Consejo Supremo Electoral (CSE), que fue acatada hoy.

Los 28 diputados, de los cuales 16 son principales y 12 suplentes, pertenecían al Partido Liberal Independiente (PLI) hasta mayo pasado, cuando la Corte Suprema de Justicia (CSJ) quitó la representación legal de este partido a Montealegre y se la dio a Pedro Reyes, considerado por la oposición un colaboracionista del Gobierno y cuya actividad política era casi nula.

A continuación el texto completo del comunicado de prensa del MRS:

El Consejo Supremo Electoral, bajo el control y por órdenes de Daniel Ortega, ha destituido de sus cargos de manera antojadiza e ilegal, a los diputados y diputadas de la única bancada opositora en la Asamblea Nacional, electos de forma legal y legítima por el pueblo de Nicaragua en las elecciones de 2011.

Esta destitución es un nuevo zarpazo para liquidar por completo el pluralismo político y hacer desaparecer las voces opositoras en el parlamento y en las instituciones públicas, que han jugado un papel relevante denunciando permanentemente los abusos de poder de Ortega y haciendo propuestas consistentes en defensa de los derechos políticos, sociales y económicos del pueblo nicaragüense.

Ortega, no pudo ni doblegar, ni comprar a la oposición política representada por los diputados, dejando claro su proyecto de régimen de partido único, tal como lo advirtiera la Conferencia Episcopal recientemente. Ese modelo de partido único amenaza a todos y cada uno de los nicaragüenses que no se manifiesten alineados con la política orteguista.

Los espacios institucionales se han cerrado para la oposición y para el pueblo.  En la Asamblea Nacional, víctima de este golpe de Estado en marcha,  solamente quedará la bancada orteguista y sus subordinados, los mismos que han frenado la derogación de la Ley 840 del canal y que mantienen engavetadas las leyes que podrían beneficiar a militares retirados y combatientes, las que podrían disminuir el precio de los combustibles y la energía eléctrica, las que dignificarían el trabajo de los empleados y funcionarios públicos, policías y soldados.

Eso es lo que Ortega quiere impedir.  Quiere que no se escuchen voces en la Asamblea Nacional mostrando su mal gobierno y su falta de voluntad para resolver los grandes problemas de los nicaragüenses.

Denunciamos el fraude electoral en marcha y la farsa electoral en que se han convertido las elecciones. Denunciamos el proyecto de instalar por completo un régimen de partido único en Nicaragua, que pretende acabar con todas las organizaciones, instituciones, proyectos y expresiones fuera de su modelo y de su dominio.

El MRS se enorgullece de contar con diputados honestos, íntegros y decididos a trabajar por todos los nicaragüenses.
Nos enorgullece que sean firmes defensores de los derechos políticos, económicos y sociales del pueblo.  Nos enorgullece que no tengan precio, ni se dobleguen ante las amenazas y halagos del poder establecido.

El proyecto autoritario y dictatorial de Ortega, continuará encontrando en el MRS, en las renovadoras y renovadores, una muralla a sus propósitos.  Si nuestra voz no se podrá escuchar en las instituciones, redoblaremos nuestra presencia en las calles.

El MRS continuará acompañando al pueblo, a todos los sectores sociales, en la demanda de sus justas reivindicaciones.

El MRS continuará luchando por las libertades y derechos políticos y cívicos de los nicaragüenses, fortaleciendo la unidad con el resto de la verdadera oposición.

El MRS continuará luchando para que podamos construir una Nicaragua linda para todos y todas, con oportunidades, progreso, solidaridad, democracia y soberanía.

Managua, 29 de julio de 2016

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario