Moscú y Beijing tras el Canal de Nicaragua

Compañías rusas estarían negociando con HKND participación en el proyecto, afirma Adolfo Pastrán en su informe de este miércoles 17 de diciembre.

Compañías rusas estarían negociando con HKND participación en el proyecto, afirma Adolfo Pastrán en su informe de este miércoles 17 de diciembre.

Rusia y China están librando frente a Estados Unidos una batalla geopolítica, de ahí el impulso por construir un Canal Interoceánico en Nicaragua, para lo cual se aportarán los recursos financieros.

Así lo afirmó Peter Yakovlev, jefe del Centro de Investigación de Iberia del Instituto de América Latina, de la Academia de Ciencias de Rusia.

Los expertos dijeron que la empresa concesionara HKND está en conversaciones con socios rusos sobre la conexión de China con el proyecto, porque hay interés de empresas rusas en participar, aunque las negociaciones se mantienen en discreto, dijo Yakovlev, quien se negó a nombrar la empresa rusa que participará en este proyecto.

Aseguró que el papel de la empresa rusa no ha sido claramente definido, “ya que este gran proyecto está bajo el control de China”.

Las negociaciones con la parte china sobre la participación de Rusia en la construcción del canal en Nicaragua continúa pero no hay documentos oficiales o acuerdos comerciales, sin embargo, el proyecto está atrayendo la atención al más alto nivel de grandes empresas de infraestructura.

Rusia se comprometió a brindar apoyo político y militar. Especialmente Rusia trabajará en la protección frente a posibles provocaciones, dice Yakovlev.

Según Yakovlev, la comunidad de negocios de Rusia estaba interesada en este proyecto por los intereses comunes de ambos países, porque un Canal por Nicaragua será de gran importancia estratégica para la economía y la geopolítica de China y Rusia.

En los últimos años, Rusia mantiene estrechas relaciones con Nicaragua. Esa relación se desarrolló en la mayoría de áreas como el comercio, la cooperación militar, técnica y económica. Y en este contexto, las relaciones políticas también son muy claras.  Y en Rusia, las compañías privadas han sido de un fuerte apoyo para el Presidente Vladimir Putin, que ha promovido inversiones conjuntas con China.

En el portal argentino Infolatam, Evan Ellis, profesor de Estudios Latinoamericanos en el Instituto de Estudios Estratégicos del Colegio de Guerra del Ejército de Estados Unidos, sostiene que “es un error imaginar que los chinos entran a un país con un plan maestro. Lo que hacen los chinos es que ellos permiten que sus propios empresarios tomen la iniciativa, siempre en coordinación o pidiendo permiso a China, y si las cosas andan mal, entonces el Gobierno de China dice que nunca tuvo nada que ver. Pero si las cosas van bien, y mientras los proyectos van formándose, el Gobierno toma la decisión de apoyar”, por eso “es casi imposible contemplar que un proyecto de esta magnitud, con este nivel de comunicación estratégica, hubiera sido hecho sin coordinación inicial con el presidente anterior, Hu Jintao, y luego con el presidente actual, Xi Jinping”.

Informe Pastrán

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario