Moody’s cambia de estable a negativa perspectiva de nota de deuda de Brasil

moodysLa agencia de calificación de riesgo Moody’s cambió de estable a negativa la perspectiva para la nota de los títulos de deuda del Gobierno brasileño, ante las previsiones de bajo crecimiento, informó hoy la entidad en un comunicado, dio a conocer la agencia de noticias EFE.

Las proyecciones de que la economía brasileña crecerá muy por debajo de lo esperado y el empeoramiento de los indicadores de las cuentas públicas justifican la reducción de la perspectiva para la nota de la deuda soberana de Brasil, según la agencia.

Pese al cambio, Moody’s mantuvo la nota de riesgo de los títulos brasileños en el nivel Baa2, el segundo escalón entre los del llamado grado de inversión, que se otorga a los países que la agencia considera como seguros para la inversión extranjera.

La agencia ya había alterado en octubre del año pasado la perspectiva de la nota de la deuda brasileña de positiva para estable y un empeoramiento de la situación económica del país puede llevarla a reducir la calificación a Baa3.

Moody’s explicó que mantuvo la actual calificación de riesgo de la deuda brasileña debido a la resistencia del país a los choques externos, al alto nivel de sus reservas internacionales, suficientes para garantizar el pago de su deuda, y a “la baja exposición de las finanzas del país a los cambios globales del apetito de riesgo”.

Sin embargo, según la calificadora, el bajo crecimiento y el empeoramiento de los indicadores de la deuda de Brasil reducen la capacidad del país para cumplir con sus obligaciones con acreedores.

La alteración se produce pocos días después de que el Gobierno admitiera que la economía brasileña se contrajo un 0,6 % en el segundo trimestre de este año y que, al acumular dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo, está en los que los expertos consideran una situación de “recesión técnica”.

Ante la desaceleración, los economistas del mercado financiero redujeron su proyección para el crecimiento de la economía de Brasil en 2014 al 0,48 %, casi la tercera parte de la expansión esperada por el Gobierno.

La nueva proyección indica que los expertos esperan una fuerte desaceleración económica tras la ligera recuperación de 2013.

Luego de haber registrado una expansión de solo el 1 % en 2012, la economía se recuperó el año pasado y creció un 2,30 %.

En cuanto al empeoramiento de los indicadores de deuda, el Banco Central admitió que el sector público brasileño registró en julio un déficit fiscal primario de 4.715 millones de reales (unos 2.143,2 millones de dólares), el peor resultado para este mes en los últimos 13 años.

El déficit público de los últimos tres meses redujo el superávit fiscal primario acumulado por Brasil en los 7 primeros meses del año a 24.665 millones de reales (unos 11.211,4 millones de dólares), el peor saldo para el período en los últimos trece años.

En marzo pasado la también calificadora Standard & Poor’s rebajó la nota de riesgo de Brasil desde BBB hasta BBB-, un nivel aún de grado de inversión pero que puso fin a una década de mejoría de la calificación brasileña, señala EFE.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario