“Modelo” chino en confiscación canalera

ortega_wang_canalEl economista Adolfo Acevedo Vogl cree que hay un paralelismo entre el “modelo” de confiscación ahora aplicándose en Nicaragua, con el proyecto del canal interoceánico, con lo ocurrido en China Comunista, entre 2008 y 2009, cuando estalló la crisis económica global .

Según Acevedo “el Gobierno de China aprobó un ambicioso paquete de estímulo de US$586 mil millones en obras de infraestructura para contrarrestar el impacto de la contracción de la demanda externa sobre la economía china”

La tarea, encomendada a los gobiernos locales obligó a estos a establecer ¨vehículos financieros especiales¨ extra-presupuestarios – se crearon unos 10,000 de ellos – los cuales podían adquirir deuda”. Estos masivos préstamos fueron ¨colateralizados¨ con la propiedad de extensos tramos de tierra.

Bajo este “modelo”, los gobiernos locales chinos “para allegarse la superficie requerida de tierra, han recurrido a desalojar a millones de campesinos de millones de hectáreas, a los cuales se les otorga derechos de posesión colectiva por tres décadas, pero que pueden ser reconvertidas a propiedad del estado mediante indemnización”, dice el economista.

El gran negocio es la tierra que comprará Wang Jing

“A la luz de estos hechos, uno podría preguntarse la razón por la cual, en el acuerdo de concesión con HKND, se especificó con tanto detalle tanto un mecanismo expedito de expropiación, sin derecho a recurso alguno, como el método de valoración de la tierra con propósitos de indemnización – según el valor catastral -, y qué ocurrirá con la gran extensión de superficie de tierra nicaragüense que pasara a manos del concesionario”, afirma el economista Adolfo Acevedo Vogl.

Esto porque en el caso chino “las indemnizaciones entregadas no solo han sido minúsculas, totalmente insuficientes para que los desalojados pudiesen sostener un nivel de vida siquiera comparable que tenían antes, con la seguridad que les proporcionaba el hecho de disponer de la seguridad del rendimiento de sus parcelas para subsistir. La información disponible indica que, con frecuencia, solo una pequeña fracción de los fondos destinados a la indemnización han quedado en manos de los desalojados”.

“Los millones de hectáreas obtenidas de ese modo, luego han sido vendidas a desarrolladores de bienes raíces, a precios decenas y a veces cientos de veces superiores a los pagados como indemnización”, argumenta el economista.

Trinchera de la Noticia

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario