Mínimo avance en índice global de competitividad | Nicaragua

Ilustración

Ilustración

Nicaragua se mantuvo en el grupo de países cuyo nivel de competitividad mundial es bajo. El último Índice de Competitividad Global, el ICG 2016-2017, colocó al país avanzando cinco posiciones en un año. Según el informe que comenzó a ser revelado ayer en muchos países, Nicaragua sumó 3.81 puntos en el ranking elaborado por el Foro Económico Mundial.

Entre 2015-2016 y 2016-2017, el país avanza de la posición 108 a la 103.

En la región, ocho países mejoran ubicaciones. Destaca el avance de Panamá (subió 8 puestos hasta el 42), México (+6, 51), Jamaica (+11, 75) y Republica Dominicana (+6, 92). Los países que más cayeron fueron Brasil (bajó seis puestos hasta el 81), Ecuador (-15, 91) y El Salvador (-10, 105).

El listado se completa, del mejor al peor, con México (4,41), Costa Rica (4,41), Colombia (4,30), Perú (4,23), Uruguay (4,17), Jamaica (4,13), Guatemala (4,08), Brasil (4,06), Honduras (3,98), Ecuador (3,96), República Dominicana (3,94) y Trinidad y Tobago (3,94). Los que ni siquiera están entre los primeros 100 son Nicaragua (3,81), que subió del puesto 108 al 103; Argentina (3,81), que pasó del 106 al 104; El Salvador (3,81), que cayó del 95 al 105; Paraguay (3,65), que pasó del 118 al 117; y Bolivia (3,54), que bajó del 117 al 121. Último, el ya mencionado caso de Venezuela.

Imagen de ilustración

Imagen de ilustración

Segundos en indigencia centroamericana

Los países con mayores índices de indigencia son Honduras (45,6%), Nicaragua (29,5%) y Guatemala (29,1%). Por el contrario, los que mejor se ubican en la lista son Uruguay (1,2%), seguido por Argentina y Chile con el 1,7% y el 3,1% respectivamente.

En 2014, se registraron 70 millones de indigentes en la región, según un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

“El catastro nacional de Chile en 2011 habla de 12.500 personas en situación de calle. Creemos que en la actualidad hay unas 18.000, es decir, un incremento de 5.000 en los últimos cinco años. El promedio de edad es de 46 años, una población relativamente joven”, dijo Francisco Javier Román Verdugo, director ejecutivo de la fundación Gente de la Calle, una organización que asiste a los sin techo.

Según la CEPAL, a comienzos de los años noventa, la región tenía un gasto social promedio del 12,6% del PIB. Entre el 2013 y el 2014, esa cifra aumentó al 19,5% del PIB regional. La comisión, además, indica que entre 1991 y 2014, el gasto en seguridad y asistencia social creció un 3,5%.

Sin embargo, mayores gastos no siempre van acompañados de mejores resultados. “En Chile, si bien hay mucha inversión, no se toma la cuestión [de la indigencia] como una de Estado, sino de Gobierno. Cambian los gobiernos y cambian las políticas, entonces nada se consolida. Las políticas públicas de los últimos tres gobiernos han tendido a administrar el problema más que a resolverlo”, explicó Verdugo.

Trinchera de la Noticia

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario