México y Nicaragua se enfrentan en la OEA

Embajador de México Luis Alfonso De Alba / Imagen de www.estrategiaynegocios.net

Embajador de México Luis Alfonso De Alba / Imagen de www.estrategiaynegocios.net

La delegación de México en la Organización de Estados Americanos (OEA) enfadó hoy a la de Nicaragua al asegurar que medidas como la destitución de 28 diputados opositores “debilitan y prácticamente neutralizan” a la oposición del país centroamericano. “En el marco del respeto a la soberanía de Nicaragua, y sin pronunciarnos sobre la legalidad o no de dichas decisiones, expresamos nuestra preocupación por el impacto que esas medidas tienen, al debilitar y prácticamente neutralizar a la oposición en un momento en el que el país está inmerso en un proceso electoral muy importante”, afirmó el embajador mexicano, Luis Alfonso De Alba.

El diplomático, uno de los representantes más activos en la OEA pese a haberse incorporado recientemente al cargo, llevó este tema a la organización por primera vez aprovechando el apartado de “otros asuntos” del Consejo Permanente ordinario semanal celebrado hoy en Washington. Por su parte, el representante de Nicaragua en la OEA, Luís Exequiel Alvarado, se mostró visiblemente molesto porque su homólogo mexicano llevara “los asuntos internos” de su país al seno de la organización continental. “Es inadmisible esta conducta injerencista. No aceptamos este tipo de prácticas que afectan a la paz y a la seguridad nacional. A Nicaragua también le preocupa, como dice Amnistía Internacional, que en México persista la impunidad por violaciones graves de derechos humanos, las desapariciones, las amenazas contra periodistas”, afirmó el diplomático centroamericano.

“Con qué autoridad viene entonces México. Está siendo usado por las fuerzas injerencistas de Estados Unidos”, agregó. El embajador mexicano, sentado junto a su colega nicaragüense, le replicó que su preocupación es “honesta” y que “no se trata de un acto injerencista”. “Es un llamado para que el orden democrático en Nicaragua se fortalezca y preserve. (…) Todos los países tenemos dificultades y nos sentamos a resolverlas. Todos nos hemos comprometido con la Carta Democrática y el respeto a los derechos humanos, y hemos aceptado la supervisión externa para superar problemas”, defendió De Alba. Recalcó que quería evitar “profundizar en una controversia con mi colega y vecino”, pero rechazó las acusaciones de Alvarado. “No consideramos que se trate de un acto injerencista como tampoco lo fue el apoyo que México le dio a la revolución sandinista en su momento”, dijo. “La lucha revolucionaria la realizamos los nicaragüenses”, replicó Alvarado.

Gobierno critica “intervenciones desafortunadas” de México

La coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, aseguró que este jueves en el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) Nicaragua defendió con “mucha dignidad su soberanía ante las conductas intervencionistas y serviles del embajador de México”, informó el portal oficial El 19.Nicaragua defendió con mucha dignidad nuestra soberanía, nuestros procesos políticos”, dijo.

“El compañero Luis Alvarado hizo uso de la palabra en respuesta a intervenciones desafortunadas, catalogadas también dentro de nuestra presentación como intervenciones serviles, serviles a los intereses del imperio, en el caso de la intervención principal, intervención del embajador de México, a la que Nicaragua respondió con mucha dignidad y dejando claro que el principio de la Organización de Estados Americanos es la no injerencia (…) y no inmiscuirse en los asuntos internos”, subrayó. Manifestó que el representante nicaragüense recordó que los principios establecidos por el mexicano Benito Juárez de que “el respeto al derecho ajeno es la paz” quedó ausente en las intervenciones de sus representantes”.

“Es inconcebible que se exprese preocupación por situaciones internas de países como Venezuela y Nicaragua, cuando México presenta una situación interna que todo el mundo ha caracterizado como caótica, que continuamente se refleja en los medios internacionales con gran preocupación por violaciones continuas a los Derechos Humanos, por la desaparición de decenas de miles de personas, los 43 estudiantes de Ayotzinapa que todavía no aparecen”, señaló. “Nos regimos por nuestras leyes, nuestra Constitución y respetamos las leyes, las constituciones de otros países. No tenemos declaraciones injerencistas, ni intervencionistas y tampoco servimos de caja de resonancia a intereses imperialistas”, refirió.

Carta Bodán

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Un comentario

  1. Muy buena la defensa de nuestro compatriota hay que desnudarlos a esos injerencistas, donde el narcotrafico y tantos crimenes impunes son el corredor visible de ese país por la corrupción de sus autoridades. Y seguramente para llamar la atención de esa forma para encubrir todo su mal andar ante su pueblo y la comunidad internacional recurren sus funcionarios, a actitudes tan bajas ante los foros internacionales.

Deja un comentario