México insurreccionado e indignado

 El presidente mexicano Enrique Peña Nieto condenó el domingo la violencia que marcó una serie de protestas por la desaparición y posible masacre de 43 estudiantes.

El presidente mexicano Enrique Peña Nieto condenó el domingo la violencia que marcó una serie de protestas por la desaparición y posible masacre de 43 estudiantes.

Ciudad de México. Unos veinte manifestantes encapuchados derribaron el sábado por la noche las vallas de seguridad de los alrededores del Palacio Nacional, sede del Ejecutivo mexicano, y prendieron fuego a la puerta principal del histórico edificio, según constató Efe.

Los disturbios se registraron al finalizar una multitudinaria marcha que había partido desde la instalaciones de la Procuraduría General de la República hasta el Zócalo de la capital mexicana para exigir el retorno con vida de los 43 estudiantes desaparecidos en septiembre.

Al final del recorrido, miles de manifestantes se tiraron al piso de la gran plaza central de la capital mexicana, simulando haber sido asesinados, y fueron leídos uno a uno los nombres de jóvenes desaparecidos a manos de policías y criminales el 26 de septiembre pasado en Iguala, en el sureño estado de Guerrero.

Una vez que los organizadores invitaron a todos a retirarse, un grupo se dirigió al Palacio Nacional, tiró las vallas de seguridad e intentó derribar la puerta principal con las estructuras metálicas.

Peña Nieto condena la violencia

El presidente mexicano Enrique Peña Nieto condenó el domingo la violencia que marcó una serie de protestas por la desaparición y posible masacre de 43 estudiantes de magisterio en septiembre, luego de que el sábado grupos de manifestantes golpearon y quemaron edificios del Gobierno.

“Es inaceptable que alguien pretenda utilizar esta tragedia para justificar su violencia”, dijo el mandatario en la ciudad estadounidense de Anchorage durante una escala rumbo a una visita a Australia y China, según diarios locales.

“No se puede exigir justicia actuando con violencia”, recalcó el mandatario.

El sábado por la noche un grupo de manifestantes, algunos de ellos encapuchados, golpeó y prendió fuego a la puerta del Palacio Nacional, sede de la Secretaría de Hacienda de México que suele usarse para eventos oficiales de la presidencia de México.

Trinchera de la Noticia

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario