Macri asume como presidente de Argentina

macri_familia_argentinaPor César G. Calero

Buenos Aires. Tras 12 horas en las que Argentina ha vivido bajo el mando de un jefe de Estado provisional, Mauricio Macri, de 56 años, ha jurado este jueves como presidente del Gobierno en una atípica ceremonia en el Congreso de la capital sin la presencia de Cristina Fernández de Kirchner por las disputas sobre el traspaso del poder. Ya investido como presidente, Macri ha llamado a un gran “diálogo nacional” para superar las diferencias partidistas: “Queremos un país unido en la diversidad. Hay que sacar el enfrentamiento del centro de la escena política. Es necesario superar el tiempo de la confrontación. Aprendamos el arte del acuerdo. Si los argentinos nos unimos, seremos imparables”.

La asunción del líder conservador, que ganó las elecciones el pasado 22 de noviembre a la cabeza de la coalición Cambiemos, pone fin a 12 años de gobiernos kirchneristas. Y cierra también la telenovela tragicómica que ha vivido el país durante las últimas semanas, en las que el Gobierno saliente y el entrante no han podido llegar a un acuerdo sobre dónde debería realizarse la entrega de los atributos presidenciales. Un acto simbólico por el que el nuevo presidente recibe la banda presidencial y el bastón de mando y que Kirchner no quería que se llevase a cabo en la Casa Rosada. La judicialización del caso que emprendió Macrien las últimas horas hizo que la ya ex mandataria peronista decidiera darle plantón a su sucesor en la jornada de hoy.

Ante las principales autoridades del Estado y con la notoria ausencia de la presidenta saliente y de un gran número de legisladores kirchneristas, Macri ha querido poner punto final en su discurso a laconfrontación política que ha vivido Argentina en la última década.

El discurso de Macri, más breve de los que solía pronunciar Cristina Kirchner, ha girado en torno a tres ejes: el llamamiento a la unidad de “todos los argentinos”, la prioridad de su Gobierno para alcanzar la “pobreza cero” y una nueva política de seguridad con el foco puesto en la lucha contra el narcotráfico.

“Queremos un país unido en la diversidad, queremos el aporte de todos, la gente de derecha y de izquierda, peronistas y antiperonistas. Esa diversidad nos enriquece y nos hace mejores. Esto puede sonar increíble después de tantos años de enfrentamientos inútiles, pero fue lo que nos pidieron millones de argentinos cansados de prepotencia (…) Hay que sacar el enfrentamiento del centro de la escena. En el acuerdo ganamos todos. Los proyectos personalistas o hacer uso del poder en beneficio propio va contra la ley, el autoritarismo limita la libertad de las personas. Nunca hay que demonizar al otro sino respetar a toda la gente”, ha subrayado el flamante presidente argentino en clara referencia al Gobierno de su antecesora.

Macri también se ha referido a uno de los temas más candentes en Argentina, la corrupción institucional: “Este Gobierno va a combatir la corrupción. Es inaceptable que un funcionario se apropie de los bienes públicos. Seré implacable contra esas prácticas abusivas”. Trinchera de la Noticia.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario