Los grandes beneficios de la dieta cruda

¿Quieres volver a las fuentes? ¿Buscas adelgazar y sentirte mejor? La dieta de los alimentos crudos pueden ayudarte a que te sientas bien y a que te vean todavía mejor / Imagen © Winslow Productions/Tetra Images/Corbis

¿Quieres volver a las fuentes? ¿Buscas adelgazar y sentirte mejor? La dieta de los alimentos crudos pueden ayudarte a que te sientas bien y a que te vean todavía mejor / Imagen © Winslow Productions/Tetra Images/Corbis

¿Qué es la dieta de comida cruda?

Reproducción autorizada de la Revista En Plenitud

La dieta de la comida cruda es un plan alimenticio que se basa en la ingesta de alimentos no procesados y sin cocinar, como frutas frescas, vegetales, brotes, semillas, nueces, granos, chicharrones, frutas secas, y algas marinas.

Se cree que al cocinar los alimentos por encima de los 45 grados Celsius (110-120 Farenheit), éstos pierden las enzimas y muchos de los nutrientes que pueden asistir en la digestión y la absorción de los alimentos. Al mismo tiempo, el proceso de cocción disminuye el valor nutricional y la “fuerza de vida” de la comida.

Lo ideal sería consumir un mínimo de 75 % de alimentos crudos en cada comida de tu dieta diaria. Algunos podrán preferir realizar un régimen basado exclusivamente en estas comidas, pero lo mejor sería comenzar simplemente incluyendo algunos alimentos crudos en los menús.

Beneficios de la Dieta de Alimentos Crudos

Los defensores de la dieta de alimentos crudos creen que ésta tiene numerosos beneficios para la salud, entre ellos, podemos destacar:

• Incremento en los niveles de energía.

• Mejor apariencia cutánea.

• Digestión mejorada.

• Pérdida de peso.

• Reducción del riesgo de enfermedades cardíacas.

La dieta de alimentos crudos contiene menos grasas trans y saturadas que las típicas dietas occidentales. Asimismo, es más baja en sodio y más rica en potasio, magnesio, ácido fólico, fibras, y químicos promotores de la buena salud conocidos como fitoquímicos.

Existen historias sobre gente muy enferma que logró revertir su condición cambiando su dieta a una integrada mayormente por alimentos sin procesar, por supuesto, debe haber algo sin duda muy bueno respecto de los alimentos sin procesar.

Estas dietas pueden mejorar significativamente la calidad de vida, previniendo enfermedades y ayudando a solucionar algunas para las cuales la medicina tradicional aún no tiene respuesta.

A continuación, respondemos a todas tus preguntas acerca de la dieta de alimentos crudos.

¿Qué puedo comer?

Alimentos sin procesar, integrales, preferentemente orgánicos. Por ejemplo:

• Frutas frescas y vegetales

• Nueces

• semillas

• Frijoles

• Granos

• Legumbres

• Frutas secas

• Algas marinas

• Alimentos naturales o sin procesar

• Frutas y vegetales frescos

• Agua purificada

• Leche de coco

Al menos el 75% de los alimentos consumidos no deben calentarse sobre los 45 grados Celsius.

¿Qué técnicas de cocción son utilizadas?

Técnicas de cocción específicas hacen que los alimentos sean más digeribles y agregan variedad a la dieta,  estas son:

• Germinar semillas, granos, y frijoles.

• Hacer jugo de frutas y vegetales.

• Remojar nueces o frutas secas.

• Mezcla de alimentos.

• Deshidratar alimentos.

¿Qué equipamiento puedo usar?

• Un deshidratador: una pieza de equipamiento que sopla aire a través de la comida a una temperatura de menos de 45 grados Celsius.

• Un extractor de jugo de buena calidad, para hacer jugo de frutas y vegetales.

• Mezcladora o procesadora de alimentos.

• Grandes contenedores de vidrio para remojar semillas, brotes, granos, y frijoles.

• Frascos para almacenar brotes y otros alimentos.

Efectos secundarios

Algunas personas experimentan una reacción de desintoxicación al iniciar la dieta de alimentos crudos, especialmente si vienen de dietas ricas en carnes, azúcar y cafeína.

Dolores de cabeza, náuseas, y ansiedad son algunos de los síntomas más comunes, y suelen desaparecer en unos pocos días.

Precauciones

La dieta de los alimentos crudos podría resultar inapropiada para ciertas personas, como:

• Chicos.

• Mujeres embarazadas o en etapa de lactancia.

• Personas con anemia.

• Personas con riesgos de osteoporosis. Un estudio de la Universidad de Washington descubrió que las personas que siguen la dieta de los alimentos crudos poseían una menor masa ósea, no obstante, la tasa de recuperación de la masa ósea era similar a la del grupo que ingirió una dieta americana común.

Se necesita una considerable inversión de tiempo, energía y compromiso para permanecer saludable durante la dieta de los alimentos crudos.

Muchas de las comidas son hechas desde cero, y como si fuera poco, algunos ingredientes pueden ser difíciles de encontrar, como el Rejuvelac o agua enzimática (bebida fermentada producida a base de trigo germinado) comúnmente usada en las comidas.

Es necesario saber que ciertas deficiencias nutricionales pueden producirse a raíz de la dieta de alimentos crudos, entre estas deficiencias, destacamos:

• Calcio

• Hierro

• Vitamina B12 – Un estudio del Journal of Nutrition descubrió que la dieta de alimentos crudos incrementó los niveles de homocisteina debido a la deficiencia de vitamina B12.

• Proteínas

• Calorías

Los mayores críticos de esta dieta sostienen que si bien es cierto que ciertas enzimas son desactivadas cuando la comida es cocinada, esto no es verdaderamente importante dado que el cuerpo utiliza sus propias enzimas para la digestión.

Asimismo, cocinar ciertos tipos de alimentos hace que algunos fitoquímicos sean más fáciles de absorber, como el betacaroteno en las zanahorias.

Otra crítica suele ser que el cuerpo humano ha debido cambiar en respuesta al hecho de comer alimentos cocinados.

Algunos de estos cambios pueden verse en que los dientes y las mandíbulas se han empequeñecido en nuestros estómagos que se han encogido, o el intestino delgado que se ha prolongado (alargando el área de la superficie digestiva).

Según las teorías de otras alternativas alimenticias, como la dieta macrobiótica, el Ayurveda, o la medicina tradicional china, una dieta de alimentos crudos podría no ser apropiada para personas que viven en climas fríos o para individuos con ciertas características de constitución.

Vínculo: Revista En Plenitud.com

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario