Llega la “fibra óptica” del espacio | Tecnología

Esquema de la autopista de la información en el espacio europea EDRS. ESA - El País.

Esquema de la autopista de la información en el espacio europea EDRS. ESA – El País.

La autopista de la información en el espacio está a punto de empezar a funcionar en Europa con la transmisión de datos a alta velocidad entre satélites, lo que algunos expertos consideran el equivalente en órbita de la fibra óptica en tierra. Es el sistema EDRS (Europen Data Relay System) y “es capaz de transmitir datos prácticamente en tiempo real a una velocidad sin precedentes de 1,8 Gbit por segundo”, informa la Agencia Europea de Espacio (ESA). El primer terminal láser del conjunto está ya en órbita geoestacionaria (a casi 36.000 kilómetros de altura sobre la superficie terrestre) tras su lanzamiento integrado en el satélite de comunicaciones Eutelsat-9B, el pasado 30 de enero, con un cohete ruso Protón. Ahora se realizarán las pruebas en órbita y el EDRS estará operativo el próximo verano, si todo marcha según lo previsto, para transmitir la información de satélites de observación de la Tierra con los que estará en conexión por láser, publicó El País.

La transmisión de datos en el espacio, por radio, es desesperadamente lenta y cada vez más ineficaz a medida que las capacidades de los equipos en órbita aumentan y pueden registrar enormes cantidades de información. “Si queremos hacer un Google Maps de toda la superficie de Marte, se tardarían nueve años en traer a la Tierra todos los datos con el sistema actual de radiofrecuencia, cuando Marte está en el punto más cercano”, ha comentado a Space.com Don Cornwell, director de Comunicaciones Avanzadas y Tecnologías de Navegación, de la NASA. Y no se refiere al retraso de la señal (entre cuatro minutos, como mínimo, y 24 minutos cuando los dos planetas están más lejos uno de otro), insuperable debido al límite insuperable de la velocidad de la luz, sino a la capacidad de transmisión de información, un auténtico cuello de botella con el volumen creciente de datos transmitidos en el espacio.

“El sistema de comunicación por láser tiene un ancho de banda 40 veces mayor [que el que se utiliza actualmente], lo que significa que pueden traerte ese mapa Google de toda la superficie marciana en nueve semanas en lugar de nueve años”, continúa Cornwell. El EDRS europeo no está diseñado para enviar información desde Marte, sino para agilizar enormemente la recuperación de datos de observación de la Tierra, un sector en pleno apogeo con instrumentos en órbita que captan cada vez más información, incluidas imágenes de alta resolución, imprescindible para meteorólogos, oceanógrafos y estudiosos del clima, para labores de vigilancia del uso del suelo, e incluso para comunicaciones ágiles en casos de emergencias. Los primeros datos transmitidos por láser con este sistema serán los generados por los satélites Sentinel-1 y Sentinel -2, del programa europeo Copernico. Carta Bodán.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario