Limosneros con garrote | Nicaragua

fabio_gadea_mantilla2Por Fabio Gadea Mantilla

Cartas de Amor a Nicaragua

Querida Nicaragua: Varios individuos interesados en estar siempre y a toda costa a favor de don Daniel, están llamando “vendepatria” a cuatro líderes de la oposición que estuvieron en Washington entrevistándose con importantes personajes como el secretario general de la OEA y naturalmente hablar sobre la situación nicaragüense. Es algo perfectamente natural que la oposición denuncie ante los organismos internacionales las violaciones a la Constitución y las leyes, el dominio absoluto que don Daniel tiene sobre los poderes del Estado y sobre la Policía y el Ejército nacional. No es traición a la patria, como dijo un diputado proclive al Gobierno, denunciar que don Daniel no ha cumplido con la Carta Interamericana de la OEA, que compromete a los gobiernos a celebrar elecciones libres, transparentes y con observadores internacionales.

Si eso fuese traición a la patria los señores del FSLN serían los primeros traidores pues ellos enviaron una vez al padre Fernando Cardenal, recientemente fallecido, y también enviaron al padre Miguel D’Escoto Brockman a quien el gobierno panameño le cedió su escaño en la OEA para que presentara toda una exposición denunciando los abusos del régimen somocista. Ninguna de las dos actitudes, ni la del FSLN ni la de hoy protagonizada por la oposición al Gobierno es criticable, sino perfectamente comprensibles.

El pueblo nica va a sufrir mucho si se detiene el flujo de préstamos que usualmente le llegan a Nicaragua. Eso es cierto. Vamos a sufrir todos: la empresa privada, los agricultores, los ganaderos, los pequeños y grandes negocios, los cientos de trabajadores que perderán sus empleos y también entrará en crisis el Gobierno, aunque los gobernantes nunca sufren las carencias de los pueblos, los desabastecimientos, las inflaciones, las inseguridades, tal como lo estamos viendo en Venezuela, donde los estantes de los supermercados están vacíos, no hay medicinas en los hospitales y la población tiene que esperar que Maduro abra unas horas la frontera para ir a abastecerse a Cúcuta, en Colombia.

Todos vamos a sufrir pero hay un solo culpable. Aquel que no se pone a pensar que los Estados Unidos (EE. UU.) son nuestro principal mercado, que los odiados gringos son quienes nos compran más que cualquier otro país, que necesitamos cultivar buenas relaciones con ellos y no tratar a sus ciudadanos como si fuesen delincuentes. Aquel que nunca perdió la costumbre de despotricar contra los EE. UU. apenas se encuentra frente a un micrófono. El mismo que de un plumazo se deshizo del partido opositor para ir a una elección llevando competidores zancudos.

El asunto es más serio de lo que creemos y son demasiadas las denuncias que ha habido que presentar en las comisiones de derechos humanos internacionales. Las comisiones de derechos humanos nicaragüenses continuamente reciben denuncias y hacen gestiones antes las autoridades locales, la inmensa mayoría de esas denuncias no son atendidas. Es por eso que se recurre a los organismos de derechos humanos internacionales.

A Nicaragua se le ha tratado con guantes de seda en la opinión internacional, se le ha tolerado un comportamiento nada diplomático y más bien ofensivo con varios países europeos que naturalmente cortaron su colaboración tanto técnica como económica con nuestro país. Pero en alguna ocasión tenía que surgir una respuesta desfavorable y eso es lo que está ocurriendo ahora, no tanto por los insultos a los EE. UU. sino por un sistema de gobierno que cada día se aleja más de la democracia, de la libertad y del respeto a los derechos humanos, un sistema que no encaja dentro del mundo occidental donde cada día los países se preocupan por fortalecer la democracia, la libertad, la justicia, el Estado de derecho y forjar bienestar para sus pueblos. Quiera Dios que el gobierno de don Daniel recapacite y vuelva sobre sus pasos reafirmando la democracia como sistema de gobierno.

El autor es gerente de Radio Corporación y excandidato a la Presidencia de la República en 2011.

Tomado del diario La Prensa de Nicaragua

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

4 comentarios

  1. Este GAdeaMantilla es una vibora bien toxica, se fue a Costa Rica en los 80’s y se dedico a respaldar a los asesinos de la Contra para sembrar el terror en el campo nicaragunese. Es un tipo malvado

  2. Es correcto Bosco, o ¿esperaremos que suceda lo de los hermanos Venezolanos, allí ese ha sido el error que el gobierno ha descuidado el caso de la corrupción, el partido del F.S.L.N. esta plagado de gente que nunca ha sido de ese partido mas bien creo que son infiltrados que hacen lo contrario de las políticas de gobierno, para destruir desde adentro la organización del partido de gobierno. Pero los dirigentes de arriba no lo quieren ver.

  3. Don “Fabio Gadea”, ya sus cartas de amor dejaron de ser, ahora son cartas de odio y no de amor. ¿Como entonces se le debe llamar a quienes van a un país extranjero a comprometer la Soberanía Nacional de Nicaragua, y sobre todo a un país donde sus Funcionarios creen ser los Jueces del Mundo y es mas que sabido que sus decisiones son a favor de lo que les conviene a “ellos” no a los Nicaragüenses, yo también me sumo y condeno, esos actos reprochables y los verdaderos nicaragüenses le debemos poner *** a esos individuos……

  4. este es un análisis parcializado y no refleja la verdad de los malos hijos de nicaragua , es cierto no todo esta bien pero resolvamos nuestros problemas los nicaragüenses y no potencias extranjeras que no le interesa el bienestar de los mas pobres y si existen manejos malos y administraciones corruptas en las instituciones pero no se puede gobernar desde un punto central como lo esta haciendo el gobierno eso es un error grave deben dejar que funcionen las instituciones y se debe implementar controles para el buen funcionamiento institucional que permita identificar quien o quienes están cometiendo errores para su inmediata corrección.

Deja un comentario