Las curiosidades que podría no saber sobre Gabriel García Márquez

 

Gabriel García Márquez / cronicadelacosta.com

Gabriel García Márquez / cronicadelacosta.com

El premio nobel de literatura, escritor y periodista colombiano Gabriel García Márquez falleció este 17 de abril en su casa en México DF. Su vida y obra siempre han estado bajo la lupa, pero aún hay aspectos que son desconocidos por muchos, según Russia Today.

Curiosidades personales: Gabriel García Márquez conoció a su mujer, Mercedes Raquel Barcha Pardo, cuando ella tenía 9 años. Según dice, le estuvo proponiendo matrimonio desde que ella cumplió 13 años y cuando tuvo 26 (y él 31) se casaron. Por muchos años EE.UU. le negó a Gabo el visado. Solo cuando Bill Clinton fue elegido presidente, se le levantó la prohibición de viajar a este país, de hecho el propio Clinton afirmó que ‘Cien años de soledad’ es “su novela favorita”.

Salvó la vida de Fidel Castro. Existe la leyenda de que gracias a que Gabo viajaba en el mismo automóvil que Castro, los autores de un atentado contra el líder cubano decidieron abortar la misión.

“Lo que le hicistes a Patricia”

El 12 de febrero de 1976 tuvo una pelea con otro futuro nobel de literatura, Mario Vargas Llosa. Gabo incluso tuvo el ojo morado por un golpe suyo, que luego inmortalizó en una fotografía. Según testigos, Márquez se acercó a Llosa y el peruano le dio un puñetazo, increpándole por “lo que le hiciste a Patricia” (su esposa).

Existe la versión de que el de Aracataca pudo haberle sugerido a Patricia que se separase de su esposo por una supuesta infidelidad de este, o que Patricia, para vengarse de su marido, le diera a entender que Gabo le había proporcionado grata compañía. Las causas exactas de la pelea siguen hasta ahora sin aclararse. En 2007 Llosa dijo que él y García Márquez tenían “un pacto tácito”: “Nosotros no hablamos de nosotros mismos para darles trabajo a los biógrafos. Que ellos averigüen, que ellos descubran, que digan qué pasó”.

Tras entrevistar a Shakira en 1999, Márquez se declaró su ‘fan’ y escribió que su música “tiene un sello personal” y “una sensualidad inocente” y que “nadie puede cantar y bailar como ella lo hace”. Cuando ‘El amor en los tiempos del cólera’ fue llevado a la gran pantalla, Gabo persuadió a Shakira de interpretar los temas principales de la película. La cantante, a su vez, bautizó una escuela en honor de su amigo.

Supersticiones

Siempre ha tenido flores amarillas en su casa: las consideraba un amuleto de buena suerte.

Pensaba en cambio que los caracoles detrás de la puerta, los pavos reales, las flores de plástico y el frac le daban muy mala suerte.

Evitando precisamente el frac, fue a recoger el Premio Nóbel de Literatura, en 1982, vestido con un liquiliqui, vestimenta tradicional de los Llanos colombo-venezolanos. Recibió el premio a los 55 años, lo que le convirtió en el escritor más joven en recibirlo desde Albert Camus.

Detalles de la obra

La obra que le inspiró a dedicarse a la literatura fue ‘La metamorfosis’ de Franz Kafka “en la falsa traducción de Jorge Luis Borges”. Márquez dijo que siempre quiso escribir no una literatura tradicional, sino unas historias al estilo de su abuela, en las que se “insertan acontecimientos extraordinarios y anomalías como si fueran simplemente un aspecto de la vida cotidiana”.

‘Crónica de una muerte anunciada’ se basa en hechos reales que se remontan a 1951: el asesinato de un amigo.

Por petición de la familia del difunto, Márquez se abstuvo de escribir sobre el caso como periodista, hasta 27 años más tarde, cuando le dio a la historia la forma de una novela.

Cien años de Soledad nunca será llevado a la gran pantalla

Márquez escribió ‘El coronel no tiene quien le escriba’ en la misma buhardilla del Hotel de Flandre, en París, en la que luego Mario Vargas Llosa escribiría ‘La ciudad y los perros’. Los dueños del hotel le permitieron a Gabo el alojamiento en la buhardilla al no poder pagar por una habitación debido a la penuria económica que vivía después de que el Gobierno de Gustavo Rojas Pinilla ordenó el cierre de ‘El Espectador’, en el que trabajaba como corresponsal en el extranjero.

En la puerta del estudio en su casa de México DF hay un letrero que dice: ‘La Cueva de la Mafia’. La palabra ‘mafia’ hace referencia a su círculo de amigos de siempre, mientras que ‘Cueva’ era la denominación de un tenderete de la calle del Arsenal en Cartagena de Indias, adonde Márquez iba a comer empanadas y arepas de huevo con sus amigos. La Cueva era también un legendario bar de Barranquilla, la capital del Caribe colombiano: por más de una década sirvió de lugar de encuentro, extravagancias y conversaciones entre reconocidos artistas y escritores conocidos como el ‘Grupo de Barranquilla’.

Márquez siempre tuvo mucho interés por el cine, participando como guionista y permitiendo la adaptación de su obra. Pero siempre aseguró que ‘Cien años de soledad’ nunca será llevado a la gran pantalla.

Carta Bodán

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario