Las críticas de EEUU a lucha contra trata de personas

“Los esfuerzos del gobierno en la aplicación de la ley continuaron siendo desiguales, enfocándose en su mayoría en la trata de personas para explotación sexual comercial. La Ley 896 de 2015 criminaliza todas las formas de trata de personas y establece penas que van de los 16 a los 18 años de cárcel; estas penas son suficientemente rigurosas y acordes con las penas establecidas para otros delitos graves, como la violación.

“Sin embargo, la definición legal de la trata es incongruente con la ley internacional; la vincula a otros delitos, como la adopción ilegal, y establece el uso de la fuerza, la coerción y el engaño como un factor agravante y no como un elemento esencial de la mayoría de los delitos de trata de personas.

Las autoridades reportaron haber iniciado ocho investigaciones por trata de personas para explotación sexual comercial y el enjuiciamiento de 13 tratantes sexuales en siete casos en 2016, comparado con un total de 23 sospechosos enjuiciados en 8 casos en 2015.

“Bajo la ley 896, los tribunales de primera instancia dictaron sentencia contra nueve tratantes sexuales en seis casos, la mayoría de los cuales incluyeron víctimas menores de edad, comparado con 10 tratantes sexuales sentenciados en seis casos en 2015; en un caso en particular, el gobierno reportó haber dictado sentencia a dos personas por conscientemente solicitar a un menor de 14 años practicar actos sexuales con fines comerciales”.

Fragmento del informe del Departamento de Estado de los Estados Unidos sobre la fallida lucha contra el delito de trata de personas en Nicaragua.

EEUU puntualiza en las fallas del país

“El gobierno redujo los esfuerzos de identificación de víctimas y mantuvo limitados esfuerzos de protección enfocados únicamente a las víctimas nicaragüenses de trata para fines de explotación sexual del sexo femenino. El gobierno identificó a 13 mujeres nicaragüenses víctimas de trata, incluyendo cuatro adultas y nueve niñas, lo que representa una reducción en comparación con las 30 víctimas que identificó el gobierno en 2015 y las 51 que identificó en 2014.

“El gobierno brindó a estas víctimas asistencia legal y alojamiento temporal, alimentos y servicios médicos. Una ONG reportó haber identificado y brindado asistencia a 11 víctimas adicionales, incluyendo hombres, mujeres y menores de edad nicaragüenses de ambos sexos explotados tanto para fines sexuales como laborales. Las autoridades no contaron con procedimientos formales para identificar víctimas entre grupos vulnerables, como personas en prostitución o niños trabajadores. El gobierno contó con un proceso interno para remitir a víctimas de casos de trata, pero no está claro si utilizó este mecanismo para remitir alguna víctima durante este período de revisión. Por el contrario, el gobierno reportó la remisión ad hoc de seis víctimas de trata, incluyendo menores de edad y abuso doméstico, a albergues de ONG para su asistencia prolongada.

“Como se ha informado en los últimos cinco años, Nicaragua es principalmente un país de origen y tránsito para la trata de personas con fines de explotación sexual comercial y laboral de hombres, mujeres y niños. Las mujeres y niños nicaragüenses son sometidos a la trata para explotación sexual comercial dentro del país, en otros países centroamericanos, México y Estados Unidos”.

Extracto del informe del gobierno de EEUU sobre la lucha contra la trata de personas en Nicaragua, en 2016.  Trinchera de la Noticia

Acerca de albaro24

Administrador y editor.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario