La revolución que le espera a Reino Unido pese al No de Escocia

Imagen de www.jornada.unam.mx

Imagen de www.jornada.unam.mx

Gran parte de Reino Unido respiró aliviado tras la victoria del No en el referendo por la independencia de Escocia. Ello no necesariamente significa que para la unión no se aproxime un tiempo de trascendentales y profundos debates y cambios. Pero, ¿qué podría ocurrir? La unión política de 307 años entre Inglaterra y Escocia sobrevivió el jueves luego de que el No se impusiera 55%-45% al Sí en un resultado un poco más holgado de lo esperado. Los residentes en Escocia terminaron priorizando el status quo ante la posibilidad de un camino que acarreaba incertidumbres en materias clave.

Sin embargo, no se espera que los anhelos del independentismo escocés amainen ni que otros movimientos secesionistas en Europa, con los catalanes a la cabeza, dejen de ver el proceso como un modelo a seguir. Poco después de conocerse el resultado, el primer ministro británico, David Cameron, anunció una serie de propuestas para dar más poderes no sólo a Escocia, sino también a las otras naciones constituyentes de Reino Unido. Un anuncio fue calificado de “revolución constitucional” por analistas de la BBC.

Tal como se esperaba, el primer ministro David Cameron, uno de los impulsores del unionismo, cumplió con lo anunciado en la campaña y confirmó que se empezará negociar con Escocia la devolución de más competencias. Los tres principales partidos a nivel nacional (Conservador y Liberal-Demócrata en la coalición de gobierno, y el Laborista opositor), acordaron un cronograma para que Holyrood, el Parlamento escocés, maneje más aspectos de las finanzas, el Estado de bienestar y los impuestos.

Carta Bodán

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario