IICA renueva su modelo de cooperación técnica

iica_edificio_fachadaSan José.- Para aumentar el impacto de sus acciones y responder las demandas de asistencia técnica agrícola de sus países miembros con contribuciones medibles y verificables, el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) renovó su esquema de trabajo, un modelo que procura estar a la altura de los grandes retos del agro del siglo XXI.

La implementación de esta nueva forma de acompañamiento técnico está contenida en el Plan de Mediano Plazo (PMP) 2014-2018 del Instituto, recién aprobado por su Comité Ejecutivo en su reunión anual, celebrada en Costa Rica el 21 y 22 de mayo.

El IICA brindará cooperación técnica al sector agrícola de sus 34 países miembros mediante cuatro proyectos insignia, proyectos con recursos externos, acciones de respuesta rápida y el Fondo de Cooperación Técnica (FonCT) proyectos de preinversión.

Con estos instrumentos se busca producir 11 tipos de contribuciones para impulsar grandes transformaciones en la agricultura hemisférica. Estos grandes cambios van desde aumentar la gobernabilidad de los sistemas agrícolas y agroalimentarios hasta adoptar una cultura de prevención de riesgos, así como incrementar la articulación intersectorial de los ministerios con injerencia en los territorios rurales y reducir la vulnerabilidad económica de sus habitantes.

“Esperamos aumentar el impacto de la acción del Instituto en aquellos temas que mejor reflejan la aspiración hemisférica de una agricultura productiva, competitiva y sustentable, tomando en consideración que los objetivos del Plan Estratégico 2010-2020 no cambian”, afirmó el Director General del IICA, Víctor M. Villalobos.

Estos desafíos son mejorar la productividad y la competitividad del sector agrícola, potenciar la contribución de la agricultura al desarrollo de los territorios y el bienestar rural, mejorar la capacidad de la agricultura para mitigar y adaptarse al cambio climático y utilizar mejor los recursos naturales, y mejorar la contribución de la agricultura a la seguridad alimentaria.

Además, en sus dos últimos encuentros (2011 y 2013), los Ministros de Agricultura de las Américas han instruido al IICA para potenciar la innovación en el sector e impulsar la gestión integrada de los recursos hídricos. El Instituto también trabajará para lograr una mayor vinculación de la agricultura familiar con las cadenas de valor.

Cuatro instrumentos, 11 contribuciones

De acuerdo con el PMP 2014-2018, los proyectos insignia integran verticalmente todos los ámbitos de acción del IICA (del hemisférico al nacional) y de manera horizontal todas sus unidades y oficinas. Tendrán prioridad en la asignación de los recursos regulares del Instituto y apuntarán al logro de los resultados esperados en las estrategias del IICA en sus países miembros.

Habrá cuatro proyectos insignia: competitividad y sustentabilidad de las cadenas agrícolas para la seguridad alimentaria; inclusión en la agricultura y los territorios rurales; resiliencia y gestión integral de riesgos en la agricultura; y productividad y sustentabilidad de la agricultura familiar para la seguridad alimentaria y economía rural.

Por otra parte, el IICA continuará gestionando proyectos de cooperación técnica financiados con recursos externos, ya sea provenientes de gobiernos, organismos bilaterales o multilaterales, entidades de sectores no gubernamentales y del sector privado. Estas iniciativas deben contribuir a las grandes transformaciones agrícolas que se propone lograr en los países del hemisferio.

Con las acciones de respuesta rápida, el Instituto procurará hacer frente a solicitudes de apoyo específico, emergencias o asuntos emergentes y oportunidades ante cambios políticos y económicos en los países. Estas acciones podrán financiarse con recursos regulares o externos.

La cuarta herramienta será el Fondo de Cooperación Técnica (FonCT), un mecanismo competitivo ya existente que se reforzará para financiar, parcial o totalmente, iniciativas de preinversión que generen propuestas de proyectos que movilicen recursos externos, enmarcados en los objetivos estratégicos y las contribuciones definidas por el PMP.

Las 11 contribuciones que concentrarán los esfuerzos del IICA en sus países miembros son: fortalecer las capacidades para establecer políticas públicas agrícolas de avanzada, implementar procesos de innovación, asegurar la sanidad agropecuaria y la inocuidad de alimentos, fortalecer el emprendedurismo y la asociatividad de las cadenas agrícolas y reforzar a los actores de los territorios rurales para que mejoren su seguridad alimentaria y bienestar.

Además, ampliar capacidades para la gestión integrada del agua y el uso sostenible del suelo, y para fomentar medidas de adaptación y mitigación del cambio climático. También se buscará mejorar los programas de seguridad alimentaria y nutricional de las naciones, incrementar el aprovechamiento de especies nativas, disminuir las pérdidas de alimentos y materias primas y fortalecer la participación de los países en foros relevantes para la agricultura interamericana.

Un nuevo enfoque

Para lograr estas contribuciones, Víctor M. Villalobos, Director General del IICA, aseguró en la reunión del Comité Ejecutivo que se adoptará un enfoque de gestión basada en resultados, los cuales el PMP 2014-2018 del Instituto define como los cambios medibles alcanzados mediante una intervención programada, en este caso dentro del sector agrícola.

El trabajo para llegar a los resultados propuestos se hará mediante redes. “El IICA privilegiará el trabajo colaborativo, interdisciplinario y multinstitucional, mediante la formación y articulación de redes de cooperación tanto al interior del Instituto como a su exterior”, explica el PMP.

“Con estos ajustes queremos que el modelo de cooperación evolucione para consolidar los logros alcanzados y para entregar a los países un IICA muy sólido desde el punto de vista técnico y sostenible desde el punto de vista financiero”, expresó el Director General del Instituto.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario