Humberto: Mejora de clima político potenciará inversión nacional y extranjera | Nicaragua

Humberto Ortega

Humberto Ortega

En saludo al Día Nacional del Ejército, el ex Jefe de las fuerzas armadas nacionales, General en retiro Humberto Ortega Saavedra, llamó hoy a todas las fuerzas políticas, económicas y sociales del país a la concertación.

Luego de hacer una recapitulación desde que 1969 se fundó el Frente Sandinista; el derrocamiento de la dictadura de los Somoza; la creación del Ejército Popular Sandinista y la transición iniciada en 1990 que considera fue un acuerdo patriótico , Humberto Ortega sostiene que eso fue una “salvaguarda el inicio del largo camino de forja de la democracia, inmersos en los efectos negativos del neoliberalismo descarnado que se impone ante el desplome del modelo económico ineficiente del llamado socialismo real”.

Analiza que, en la actualidad, “el “Ciclo Histórico Revolución-Democracia” atraviesa distintos problemas resaltando nuestra inconsistencia para convivir en sociedad y tolerancia, pero su marcha es irreversible. En primer lugar, debemos preservar la paz sin que vuelva a derramarse la sangre entre hermanos”.

“Arribamos al siglo XXI en el marco de la arrolladora globalización mundial con el reto histórico de fortalecer nuestra adolescente e “inédita” democracia con el mercado generador de riquezas en armonía con el estado soberano y la acción organizada de la sociedad nicaragüense, afianzando una economía humanista y solidaria sin monopolios que protege al ciudadano y a la naturaleza”, observa.

Resalta que “nuestras formas de Estado no constituyen una dictadura militar, aunque producto del particular desarrollo histórico de nuestra sociedad desde caciques-conquista-colonia, persisten en ser más piramidal-autoritaria-centralista que democráticas y desde 1990 con la necesaria firme autoridad de la incipiente democracia, reaparece el estilo personalista-familiar en la presidencia, diferente a una dinastía que nadie proclama y es inviable”.

“Resalta la deteriorada imagen de las fuerzas políticas polarizadas en la lucha por el poder con posiciones excluyentes con prelados católicos que toman partido. Situación agudizada por la ausencia de un “plan humanista de nación” consensuada entre todos y por el debilitamiento del papel fundamental en la sociedad política de la institución partido-dirigente-base-colectivo-individuo”, señala.

Para Humberto Ortega, “desde 1990 con la Presidenta doña Violeta Barrios se ordena y reanima la economía articulada con la comunidad internacional y desde el 2007 con el Presidente Daniel Ortega se logra sostenidamente un ritmo económico de crecimiento, se fortalece la macroeconomía y la vital energía eléctrica e infraestructura vial” y “en lo social se impacta con apoyos que el pueblo clama y se avanza en la inclusión social, en la gestión del trabajador y comunidad, en el acuerdo Gobierno-Empresa-Sindicato. Destaca el alto índice de seguridad-país una gran ventaja comparativa de nuestra Nación”.

Considera que “mejorar el clima político potencia la inversión nacional y externa vital para el crecimiento económico, la microeconomía, las clases medias, todo para más empleo y consumo, igualdad social, vencer la pobreza y la secular corrupción incrustada en el Estado, el Mercado y Sociedad que corroe a la sociedad mundial”.

“La Policía Nacional y el Ejército de Nicaragua deben fortalecer la confianza que les tiene nuestra sociedad por sus relevantes logros contra el crimen organizado y la paz, manteniendo inquebrantable el carácter profesional apartidista y su ética y moral en su sacrificado y arriesgado actuar cotidiano. El Plan de Defensa Nacional permanente permite no ser sorprendidos ante una “agresión externa” que se precipite por algún conflicto. El Ejército es el “eje fundamental” que defiende nuestra soberanía e integridad territorial con la estrategia Asimétrica operativa-táctica no convencional”, dice y subraya que “es un ejército terrestre con su columna vertebral las tropas de infantería articuladas en la maniobra con las imprescindibles tropas de la artillería cañones-obuses-reactivas y de los blindados tanques pesados y unidades mecanizadas con el apoyo indispensable de la fuerza aérea-defensa anti-aérea y las unidades de la fuerza naval”.

Para el General Humberto Ortega, “el Ejército es reequipado según plan del estado de la técnica en el marco regional del “balance razonable de fuerzas”. El Ejército y Policía constituyen un “sólido puño” que impide se desborden a Nicaragua los miles de maras del Triángulo del norte y combatir sin tregua a las bandas armadas de cualquier motivación que violentan la Ley y facilitan el narcotráfico y el terrorismo”.

“Debemos buscar la “Cohabitación” en donde todos quepamos tal como somos, nos gustemos o no. Coexistir en el “Centrismo” que convierte la pugna en confluencia, el conflicto en acuerdo, en “cohesión social” que fortalece el orden jurídico, la ley y la institucionalidad, la estabilidad nacional, la gobernabilidad”, sugiere.

“Es necesario hacer un “balance” del trecho recorrido desde 1990 hasta hoy para potenciar los logros y corregir los desaciertos en particular lo político e institucional y concretar una visión única del “Plan Humanista de Nación” -Pacto Social- para: La Educación y Cultura Democrática; Lo Económico-Social-Solidario; Con la Naturaleza; En la Ética Institucional”, asegura y añade que se requiere un “Plan de guía estratégica de la Nación que prioriza al pueblo en pobreza, el desarrollo-país y enfrentar el cambio climático del planeta agravado por las depredaciones de la “civilizada” sociedad global que arrasan las riquezas naturales y contaminan el medio ambiente poniendo en grave peligro las vitales fuentes de agua y oxigenación”.

“Es oportuno que el candidato electo en las elecciones en curso, impulse al asumir la Presidencia en enero 2017 un proceso de Concertación Nacional con la dirigencia económica-política-social-espiritual- académica para concretar el “Plan Humanista de Nación” que apruebe la Asamblea Nacional, acto patriótico que mejora notablemente nuestra IMAGEN país para atraer la inversión-cooperación que fortalezca la producción nacional y la macroeconomía para vencer la pobreza. Guiados con el ejemplo de los Héroes Nacionales Augusto César Sandino, Pedro Joaquín Chamorro y Carlos Fonseca potenciamos la vital esperanza de mejoría y progreso que hoy el pueblo tiene, sin olvidarnos que la desesperanza lleva a estallidos anárquicos de destrucción y muerte” … General Humberto Ortega Saavedra, Miembro de la Academia de Geografía e Historia de Nicaragua. Informe Pastrán.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario