“Hoy Daniel Ortega está cerrando las puertas de la vía electoral en Nicaragua”

Violeta Granera Padilla

Violeta Granera Padilla

La principal coalición opositora de Nicaragua, que se quedó sin la representación de su principal partido tras un fallo judicial, anunció hoy una “lucha cívica” en contra del presidente del país y candidato a la reelección, Daniel Ortega, a quien catalogó de “dictador”, publicó la agencia EFE. “A partir de hoy nuestra lucha se va a transformar en mucho más que una lucha electoral, sino en una lucha cívica por la transformación nacional”, dijo en rueda de prensa el coordinador de la Coalición Nacional por la Democracia, Eduardo Montealegre.

“Hoy Daniel Ortega está cerrando las puertas de la vía electoral en Nicaragua”, señaló Montealegre, actual diputado y uno de los cancilleres del período presidencial de Arnoldo Alemán (1997-2002). El congresista hizo el anuncio después que la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) ratificara que la representación legal del Partido Liberal Independiente (PLI), principal de oposición, no le corresponde a él.

La Sala Constitucional de la CSJ confirmó que el representante del PLI es Pedro Reyes, quien era miembro de otra facción de ese colectivo y fue calificado por Montealegre como “colaboracionista” del sandinismo. Al quedar sin la batuta del PLI, los principales opositores del Gobierno de Ortega, automáticamente quedan fuera de la contienda electoral de noviembre próximo, a menos que busquen alianzas y los acepten como candidatos en otros partidos.

Remarca “golpe de Estado”

“Con esta sentencia de la Corte Suprema le ha dado un golpe de Estado a todos los nicaragüenses que con su voto quieren hacer un cambio en este país”, apuntó. Dijo que Ortega, a través de sus magistrados afines, “hoy le ha robado al pueblo de Nicaragua su derecho a votar libremente, así como antes le robó su voto mediante los fraudes electorales”.

“Con esa mezcla de miedo y soberbia que caracteriza a los dictadores, ha demostrado un profundo desprecio por todas las voces que se han alzado dentro y fuera del país para exigir elecciones libres”, apuntó. A su juicio, el mandatario ha demostrado desprecio a la Conferencia Episcopal que este martes clamó por un proceso electoral transparente y honesto, y advirtió que un sistema de partido único es “nocivo” para el país.

“Y lo más grave, ha demostrado un profundo desprecio al pueblo, creyendo que impidiéndole ir a votar por la única opción política opositora podrá ahogar el clamor popular y lograr que toda la nación se resigne a vivir en dictadura”, añadió. Montealegre recordó que los nicaragüenses “no se han resignado nunca a los dictadores”. “Y cada ciudadano, a su manera, se va a encargar de hacérselo saber”, advirtió.

Califican sentencia de “absurda”

Consideró que le han quitado la representación legal del PLI, mediante una sentencia que calificó de “absurda”, “para regalarle un cascarón a un grupúsculo colaboracionista” a los sandinistas, en alusión a la facción de Reyes. El PLI está dividido en cuatro fracciones y desde el 2011 la representación estaba en manos de Montealegre, quien coordina la coalición integrada por diferentes partidos de oposición, incluyendo disidentes sandinistas.

El fallo judicial contra Montealegre se dio tres días después de que los opositores ratificaran su fórmula presidencial: el diputado Luis Callejas para la Presidencia y la exdirigente cívica Violeta Granera para la Vicepresidencia. Con la designación y ratificación del nuevo representante legal, esos nombramientos quedan sin efecto.

Como segunda fuerza política, el PLI tiene derecho, por ley, a tener al menos un miembro en cada mesa de las juntas receptoras de votos en las próximas elecciones, beneficio que ahora quedará en manos de Reyes, dada la división interna del partido. Nicaragua elegirá el 6 de noviembre a un presidente, un vicepresidente, 90 diputados nacionales y otros 20 ante el Parlamento Centroamericano.

Carta Bodán

Por otra parte, la candidata a la vicepresidencia Violeta Granera manifestó en las redes sociales que en la Coalición Nacional por la Democracia “no nos vamos a prestar a una farsa electoral controlada por Ortega”.

“Tuvo chance para mostrar algo de sensatez. Tuvo oportunidad de no seguir tensando el mecate. Pero decidió, irresponsablemente, pretender llevarnos al pasado. Pero no lo logrará! Aquí no hay elecciones en noviembre. Partidos, Casillas, Candidaturas…no es lo más importante. Salvaremos Nicaragua! No estamos solos! ¡La lucha sigue!, expresó la dirigente.

Texto completo del comunicado de la Coalición Nacional por la Democracia

Hoy Daniel Ortega está cerrando las puertas de la vía electoral en Nicaragua.

Con esta sentencia de la Corte Suprema le ha dado un Golpe de Estado a todos los nicaragüenses que con su voto quieren hacer un cambio en este país.

Hoy le ha robado al pueblo de Nicaragua su derecho a votar libremente, así como antes le robó su voto mediante los fraudes electorales.

Con esa mezcla de miedo y soberbia que caracteriza a los dictadores, ha demostrado un profundo desprecio por todas las voces que se han alzado dentro y fuera del país para exigir elecciones libres.

Ha demostrado desprecio a la Conferencia Episcopal que ayer volvió elevar su clamor por un proceso electoral transparente y honesto y advirtió que un sistema de partido único es “nocivo para el país”.

Ha demostrado desprecio al sector privado ignorando su profunda preocupación por las recientes decisiones que traerán graves consecuencias para todos.

Ha demostrado desprecio a la comunidad internacional, que tanto ha apoyado al pueblo nicaragüense, y los ha calificado de sinvergüenzas.

Y lo más grave, ha demostrado un profundo desprecio al pueblo, creyendo que impidiéndole ir a votar por la única opción política opositora podrá ahogar el clamor popular y lograr que toda la Nación se resigne a vivir en dictadura.

¡Pero está equivocado!

El pueblo nicaragüense no se ha resignado nunca a los dictadores.

Y cada ciudadano a su manera se va a encargar de hacérselo saber.

Hoy nos confiscó una bandera y una casilla a la verdadera oposición nicaragüense.

Mediante una absurda sentencia expulsó del PLI, no a Eduardo Montealegre, sino a todos los afiliados del Partido, para regalarle un cascarón a un grupúsculo colaboracionista.

Pero no por eso vamos a renunciar a nuestra lucha por la Libertad Nacional.

Porque ninguna sentencia puede hacer que dejemos de ser liberales, que dejemos de ser demócratas, ni que dejemos de ser nicaragüenses.

Por eso a partir de hoy nuestra lucha se va a transformar en mucho más que una lucha electoral, sino en una lucha cívica por la transformación nacional.

A partir de hoy nuestras estructuras nacionales, departamentales, municipales y territoriales se convierten en estructuras de un proyecto para defender la libertad y promover la transformación de Nicaragua bajo el nombre de Ciudadanos por la Libertad.

¡Porque Nicaragua no está sola!

Y ese compromiso con Nicaragua lo vamos a mantener, con la misma firmeza que lo hemos mantenido desde 2005, cuando dijimos ¡No al pacto! ¡No a la corrupción! y empezamos un proyecto para luchar por la libertad y el progreso de nuestra Patria.

Nos acompaña la Mesa Directiva de la Coalición Nacional por la Democracia, de la cual seguimos siendo parte, porque todos juntos vamos a seguir luchado hasta recuperar el derecho de todos los nicaragüenses a elecciones libres, competitivas y con observadores creíbles e independientes.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario