Historiador uruguayo analiza Foro de San Pablo y golpe de Estado en Nicaragua

Fernando López D'Alessandro

Fernando López D’Alessandro

Dos semanas en el ojo del mundo y la cosa sigue. Esta vez es un artículo publicado en “la diaria”, de Uruguay donde después de un extenso análisis del Foro de Sao Pablo (FSP) y las democracias, se recuerda que en Nicaragua hay un golpe de estado.

La referencia al artículo, escrito por el historiador de izquierda,  Fernando López D’Alesandro, la hace este jueves el periódico digital nicaragüense La Mesa Redonda.

 

López D’Alesandro se graduó como historiador en la Universidad de la República (la universidad pública de Uruguay), la más grande del país sudamericano y fundada en julio de 1849. El profesional trabaja actualmente como docente del Centro Regional de Profesores del Centro, institución pública de carácter terciario, cuyo objetivo es la formación de docentes para la educación media, además de la formación inicial de docentes. También realiza actividades de investigación y extensión para toda la región.

El historiador inicia señalando el carácter “autoritario” y “estalinista” asumido por Foro de Sao Pablo a raíz de la expulsión del  del Partido Socialista Argentino. Posteriormente pasa a analizar la Declaración del FSP emitida en San Salvador, El Salvador, donde se reunieron los miembros de esta organización del 23 al 26 de junio del presente año, en el marco del “XXI Encuentro del Foro de São Paulo”.

En su análisis, resalta el hecho de que “la izquierda ortodoxa latinoamericana desdeña la democracia representativa y busca un nuevo “modelo”… ¿como el nicaragüense?”, pregunta el autor.

Otro señalamiento crítico al Foro de San Pablo está relacionado con  el hecho de que, para esta organización, la democracia “no es un principio ni un valor universal, es tan sólo un instrumento que sirve sólo si gobierno yo”. “… o sea, la democracia tiene un “carácter” válido cuando gobernamos nosotros, pero cuestionable, obviamente, cuando gobiernan otros”.

También trae al tapete, lo que dijo el  fallecido comandante Tomás Borge en febrero del 2010 en la reunión de la Regional Sur del Foro de Sao Pablo en Montevideo.

“El comandante Tomás Borge fue enfático en subrayar que el sandinismo no volvería jamás a perder el poder, fuera como fuera”, señala el artículo.

Indica el articulista, que algunos vieron el discurso como una bravuconada de un hipócrita, pero otros guardaron con preocupación la frase, “Y eso es lo que el sandinismo ha estado haciendo desde su regreso al poder. La reelección de Daniel Ortega, inconstitucional por donde se mire, el nepotismo insultante, siempre corrupto y ahora  la expulsión de la oposición del Parlamento abren el camino hacia el unicato”, indica.

La publicación señala que el sandinismo se suma así a la modalidad derechista de los “golpes destituyentes” como los que se ejecutaron en Honduras, Paraguay y Brasil, con éxito.

“¿Nadie va a condenar esta avanzada del sandinismo contra la democracia?”, se pregunta.

La publicación agrega que Nicolás Maduro se muerde de ganas para seguir el mismo camino que Managua y que tal vez, Ortega y Nicaragua sean la mesa de ensayo para el venezolano.

En el artículo también se hacen preguntas y cuestionamientos al partido Frente Amplio, una coalición de izquierda que actualmente gobierna en Uruguay y que forma parte del Foro de Sao Pablo.

Vínculo al artículo original:  El Frente, el Foro de San Pablo y el golpe de Estado en Nicaragua

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario