Gobierno sigue en silencio sobre el caso de Julio Rocha | Nicaragua

Julio Rocha

Julio Rocha

Mientras el gobierno de Nicaragua guarda silencio con el caso de Julio Rocha, las autoridades de la Federación de Fútbol de Nicaragua han “desaparecido”. La situación de Rocha es desconocida pese a que algunos de sus actuales compañeros de celda han intentado varias maniobras para salir del “corral” en que están.

Una estrategia de defensa que ha arrojado pocos resultados positivos es la de Rafael Esquivel, presidente de la Federación Venezolana de Fútbol. “Los abogados de Esquivel intentarán que no proceda la extradición. Si ello falla, hay una serie de recursos para alargar su permanencia en Suiza”, había revelado Laureano González, quien lo representa interinamente en el cargo.

Pero el tiempo para ambas opciones no solo parece haberse agotado, sino que en Caracas, entretanto, el Ministerio Público solicitó a la Fiscalía congelar las cuentas y los bienes de Esquivel por presunta legitimación de capitales. Venezuela es uno de los seis países latinoamericanos que por iniciativa propia, tras conocerse las detenciones de sus funcionarios del fútbol, abrieron investigaciones al respecto.

Nicaragua no hace parte de ese grupo pese a que el expresidente de su federación, Julio Rocha, también ha sido inculpado por corrupción por la Justicia de Estados Unidos, país que cuenta con la extradición de los funcionarios del fútbol latinoamericano el convenio bilateral vigente con Suiza lo garantiza, se comenta en Zúrich.

Se les acaba el tiempo

El tiempo se agota para los funcionarios del fútbol latinoamericano detenidos en Suiza, quienes cada vez están más cerca de una celda en Estados Unidos pese a los esfuerzos hechos para evitar su extradición.

La primera acción legal de los siete la miembros de la CONCACAF y la CONMEBOL detenidos en Zúrich antes del congreso de la FIFA fue oponerse a ser entregados de forma inmediata a las autoridades de los Estados Unidos.

Jeffrey Webb, presidente de la CONCACAF (Trinidad y Tobago); Eduardo Li (Costa Rica), Julio Rocha (Nicaragua), Costas Takkas (Islas Caimán), Eugenio Figueredo, expresidente de la CONMEBOL (Uruguay), Rafael Esquivel (Venezuela) y José María Marín (Brasil), se negaron a someterse voluntariamente a la Justicia estadounidense, que les imputa cargos de corrupción, sobornos y lavado de dinero a través del fútbol.

La gestión de su defensa, sin embargo, no ha conseguido hasta ahora que los recursos interpuestos sirvan para evadir la prevista entrega a los Estados Unidos. Los argumentos presentados por los funcionarios del fútbol latinoamericano no han convencido en Suiza, y por ello en Estados Unidos se están preparando para hacer efectivo el procedimiento de extradición, que se llevará a cabo -a más tardar- en la última semana de julio si las máximas instancias judiciales suizas no le imponen un veto.

Trinchera de la Noticia

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario