Gobierno se prepara en silencio por Nica Act | Nicaragua

Ilustración

Ilustración

La palabra del día es “temor”, entendida como la evolución inmediata a la de “preocupación” que fue usada la semana pasada cuando se conoció la sorprendente decisión bipartidista del Congreso de Estados Unidos aprobando en un tiempo récord la ley nica o Nica Act.

Los empresarios han concluido que el primer y principal golpe que daría la ley, si es que es aprobada por el Senado y sancionada por el presidente Barack Obama es contra este sector. Una caída en la inversión pública, en las inversiones extranjeras, una disminución del gasto público y el temor en las redes comerciales y financieras haría aumentar el desempleo, el flujo de dinero en las calles y aumentaría el subempleo, entre otras consecuencias.

La sola aprobación de la ley en la cámara baja ha tenido como efecto inmediato el congelamiento de los proyectos de inversión de muchas alcaldías y de programas de gobierno. Trinchera de la Noticia supo que el Ejecutivo ordenó a Hacienda paralizar las obras en la tubería y las que acaban de comenzar a ser ejecutadas mientras se aclara la situación.

La administración sandinista está en proceso de definir qué proyectos continuarán y cuáles no, aunque muchas obras ya están financiadas en el presupuesto de la república del 2016. Aún con las reformas al presupuesto ya aprobadas por la Asamblea Nacional, el gobierno decidió ser “prudente” y desacelerar las inversiones que están en proceso, dijo nuestra fuente.

Empresario llama “absurda” la ley contra gobierno

Las sanciones financieras contra Nicaragua, contenidas en el aún proyecto de ley conocido como Nica Act, fue calificado de absurdo por el presidente de la junta directiva del Grupo Invercasa, Raúl Amador. “Es absurdo que el presidente Obama que levantó el embargo a Cuba, venga a firmar otro embargo, esta vez financiero, contra Nicaragua”, señaló.

“Es un absurdo o es una doble moral, tenemos que tratar de identificarlo”, dijo.

“Lo más importante aquí en Nicaragua es la innovación y creatividad que está teniendo el sector privado para poder exportar productos que generen riqueza a los pequeños y medianos productores participando en la cadena de valor, no va a poder el Nica Act detener el proceso de inversión que impulsan los nicaragüenses”, dijo Amador.

El empresario mostró su esperanza de que la ley no se concretice y que no llegue a su proceso final. “Falta su discusión en el Senado y falta que lo firme Obama”, indicó.

Trinchera de la Noticia

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

2 comentarios

  1. TODOS LOS NICARAGUENSES DEBEMOS DE ESTAR CLAROS QUE EL GOBIERNO DE ESTADOS UNIDOS HA ANDADO TODA LA VIDA Y HA QUERIDO SOMETER A LOS PAISES QUE NO VAN CON SUS PLANES DE INTERVENCION EN LATINOAMERICA, VEAN QUE LE PASO BRASIL,VEAN QUE LE PASO A ECUADOR SOLO LOS CIEGOS NO VEN LO QUE LE HAN HECHO HA VENEZUELA LA QUIEREN AHOGAR CON LA MISMA POLITICA DEL GOLPE SUAVE, ATRAVES DE LOS PARTIDOS OPOSITORES Y LOS MEDION DE COMUNICACION COMO LAS EMPRESAS TRASNACIONALES QUE LAS USAN COMO TRANPOLIN PARA DESESTABILIZAR LOS GOBIERNOS ELEGIDOS DEMOCRATIMENTE COMO EL NUESTRO, MUCHO OJO QUIEREN PONER AL PUEBLO EN CONTRA DEL GOBIERNO PARA PROVOCAR EL CAOS ECONOMICO CERRANDO LOS PRESTAMOS DE LOS BANCOS,……

    IGUAL VEAN A LOS PARTIDOS QUE DICEN SER OPOSITORES SON ANCLA DE LOS GRINGOS PARA PODER VIVIR, POR QUE NO SABEN VIVIR DE OTRA MANERA. SON PARACITOS DE LA SOCIEDAD, ME DAN PENA Y ASCO SI HA ESTO LE LAMAMOS OPOSICION QUE LOS FUSILEN

  2. Que estúpido comentario eso de que la causa es Ortega, si los nicaragüenses no nos diéramos cuenta de quienes promueven esas acciones,estaríamos preocupados, pero hemos leído en los mismos medios de comunicación, la gran mayoría sabemos que están utilizando la misma formula de Venezuela y son los enemigos de las mayorías, los que promueven la desestabilisacion del país, que es la única forma de manipular a muchos que por miedo siguen esas acciones, en nicaragua no es la primera vez, y ojala la juventud no se deje arrastrar, por estos malos hijos de nicaragua.

Deja un comentario