Fuerza laboral en el exterior empuja economía | Nicaragua

Cirilo Otero / Imagen de END

Cirilo Otero / Imagen de END

Las más recientes cifras sobre las remesas que los nicas envían desde el extranjero, concluye que la exportación de mano de obra se ha convertido en el mejor rubro de la economía nicaragüense.

Las remesas familiares que envían nacionales desde Estados Unidos, Costa Rica, España y Panamá, principalmente supera a las exportaciones de los principales rubros como el café, la carne y el oro.

 

 

Así, el peso de la fuerza laboral de los nicaragüenses se siente en todos los ámbitos de la economía aunque lo más lastimoso es que no hay una cultura de ahorro e inversión por parte de los receptores, apuntaba recientemente el sociólogo, Cirilo Otero.

Una investigación de la Fundación Internacional para el Desafío Global, Fideg, develada la semana pasada, señala que las remesas también han contribuido a aminorar los niveles de pobreza general y extrema.

En el año 2012, las remesas alcanzaron los 1,014 millones de dólares,  en el 2013 se llegó a los 1,077 millones y 1,135 millones en el 2014.

Esa cifra se elevó a 1,193 millones en el 2015. Los envíos han ido subiendo cada año y se espera superen los 1,200 millones este año.

Según el informe de Fideg, sin remesas, la pobreza general habría alcanzado el 44.6 por ciento y con remesas, quedó en 39 por ciento. Mientras que la pobreza extrema hubiese sido de 11.7 por ciento sin remesas.

La encuesta de ese organismo, concluye que los receptores de remesas señalan que las remesas son el principal factor de su mejoría en el nivel de vida.

Otero había expresado su preocupación por la falta de ahorro e inversión que permita la multiplicación del capital y que más bien se dedique el dinero a comprar electrodomésticos, telefonía o motos.”

“Tanto al gobierno como a la empresa privada, no le  interesa que la gente sepa invertir porque lo que hacen es lucrarse del ahorro externo”, indicaba Otero.

La Mesa Redonda

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario