FSLN niega moción para interpelar a Aminta Granera | Nicaragua

aminta-granera-y-daniel-ortega

Aminta Granera y su jefe supremo, Daniel Ortega

Una alianza de partidos opositores en la Asamblea Nacional demandó hoy, sin éxito, interpelar a la jefa de la Policía Nacional, Primer Comisionada Aminta Granera, por la muerte de dos niños y una mujer durante una fallida operación antinarcóticos, informó la agencia EFE. “Intentamos que la jefa de la Policía diera explicaciones ante la Asamblea Nacional porque es un tema que interesa a la sociedad, pero la Junta Directiva no aceptó nuestra propuesta, no la sometió a votación”, dijo a periodistas el jefe de la Bancada Alianza Partido Liberal Independiente, Wilber López.

La Junta Directiva de la Asamblea Nacional de Nicaragua está compuesta por siete diputados, cinco de los cuales pertenecen al Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), incluyendo los cargos de presidente, vicepresidente y primera secretaría. La vicepresidenta de la directiva, la sandinista Iris Montenegro, se mostró indignada con la propuesta de los opositores, incluyendo una moción del opositor Partido Liberal Constitucionalista (PLC) sobre establecer una conversación con Granera para encontrar una explicación a los disparos contra los civiles.

“Estamos atentando contra la seguridad de nuestro país con esos procederes”, alegó Montenegro. El 11 de julio pasado agentes antinarcóticos dispararon al vehículo en que se transportaba una familia religiosa en las afueras de Managua. El ataque resultó con la muerte de una niña de 13 años de edad, un niño de 11 años y una mujer de 22 años.

Montenegro: “No es justo dañar a toda una institución sobre un error particular”

Un niño de cuatro años de edad y una niña de cinco años todavía se encuentran en estado delicado. El suceso causó indignación en Nicaragua, especialmente porque solamente nueve oficiales resultaron acusados judicialmente, de un grupo de 20 que supuestamente participó en el operativo y del cual 14 habrían disparado, remarcó la agencia EFE.

“Hay errores en todo proceder. Creo que, sobre un error particular, dañar a toda una institución, eso no es correcto, no es justo”, puntualizó Montenegro. Los agentes antinarcóticos fueron condenados a penas de entre 2 y 11 años de prisión por homicidio imprudente.

La decisión no fue aceptada por los familiares de las víctimas. El tema resurgió este lunes luego de que otros dos civiles que viajaban en motocicleta fueron heridos por disparos de agentes de Policía, quienes creían que perseguían a delincuentes.

Carta Bodán

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario