¿Fin del Sida? Una vacuna en monos da esperanza a los humanos

Ilustración / Imagen de conceptovihsida.blogspot.com

Ilustración / Imagen de conceptovihsida.blogspot.com

Los científicos están sorprendidos al encontrar una vacuna que bloquea eficientemente el VIS (equivalente simio del VIH), algo que podría significar la victoria sobre el Sida. El problema con el virus de la inmunodeficiencia es que usa el mismo sistema de inmunidad para reproducirse. Al entrar en el organismo el virus ataca las células T CD4 (tipo de leucocitos), responsables del reconocimiento de los “enemigos”, se reproduce en ellas, mientras el organismo no reconoce al virus como un patógeno. De ahí el problema de crear un suero contra el VIH: A diferencia de otras vacunas, que ponen al enemigo debilitado frente a las células CD4 para que el organismo desarrolle una defensa, introducir el VIH en el organismo sería como abrir de par en par las puertas de la casa al enemigo y regalarle a los guardias de seguridad.

Sin embargo, un grupo de investigadores franceses y chinos encontró una manera de “enseñar” el VIH al organismo, pero evitar que se propague en el cuerpo. Crearon un suero que estimula la producción de células T CD8, anteriormente desconocidas, pero no permitir la producción de las CD4 que el VIH usaría para propagarse. Es decir, la vacuna hace algo contrario a lo que suelen hacer las vacunas tradicionales. El suero creado por los investigadores consiste en VIS inactivado administrado con dosis de bacterias del intestino. El resultado obtenido sorprendió a los mismos científicos. 15 de los 29 animales a los cuales se les administró la vacuna quedaron protegidos del virus, pese a los muchos intentos de infección incluso 4 años después.

Resultó importante la forma de introducción del suero: ninguno de los macacos a los que se administró la vacuna oralmente contrajo el virus, mientras la administración vaginal y rectal resultó menos eficiente. Eso significa que si los ensayos en humanos son igualmente exitosos, la vacuna contra el VIH podría consumirse bebida. Ahora los científicos están preparando ensayos en humanos, en un grupo de personas con VIH y otro sin el virus. De hecho, el éxito de la vacuna en los simios no significa que en los humanos el efecto sea igual de bueno, señalan los científicos. Hay que esperar los resultados de los ensayos clínicos, que pueden tardar al menos un par de años. De todos modos, no habrá una vacuna eficiente en un futuro inmediato.

Carta Bodán

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario