Feria Verde en Costa Rica también se apunta a reciclar

Himalay Salas

Himalay Salas, Comunicadora Juvenil- Programa RED-DES.

Por Himalay Salas

La Feria Verde –en barrio Aranjuez de San José, Costa Rica- es un lugar donde se compran productos orgánicos; además es un sitio donde se realiza una campaña de reciclaje, que inició con la intención de ofrecer un servicio más responsable a sus consumidores.

El manejo de residuos en la Feria Verde se hace de manera ordenada. Este proceso consiste en la recolección semanal de los residuos por parte de todos los oferentes, es decir, cada uno tiene la responsabilidad de recoger sus propios residuos de origen orgánico e inorgánico.

La campaña se realiza semanalmente y los entregan a un puesto de reciclaje de residuos tradicionales como el plástico, aluminio y vidrio que los consumidores llevan a la Feria Verde y a la Asociación del Parque Polideportivo de Aranjuez; la misma que se encarga de recibir, separar y entregar para los distintos centros de acopio.

También se elabora otra campaña dentro de la Feria una vez al mes que consiste en recolectar residuos electrónicos a cargo de Hope Proyectos Ambientales. Estos residuos son trasladados por Hope a Coronado (San José), mientras que el reciclaje tradicional está a cargo de la Asociación del Polideportivo de Aranjuez.

La difusión de estas iniciativas ambientales-sostenibles, forma parte del esfuerzo informativo desplegado como parte del Programa de Recursos Digitales para el Desarrollo Económico Sostenible (RED-DES) de Centroamérica financiado por la Fundación HIVOS de Holanda con el apoyo técnico de la Fundación Red de Energía (BUN-CA).

Solución verdeferia verde

La idea de elaborar una campaña de reciclaje surge desde la misma misión de  la Feria. Al ser una iniciativa con objetivos de comercio justo y ayuda al medio ambiente, se decidió realizar un reciclaje semanal para unir su labor de responsabilidad social junto con el beneficio ambiental.

El objetivo principal consiste en promover la reducción de residuos para evitar el reciclaje y; asimismo, inculcar la compra responsable gracias al uso de empaques duraderos.

La Feria Verde genera un beneficio y servicio a los consumidores, ayudando a reducir la huella de carbono en el planeta. La Feria Verde brinda algunas recomendaciones, tales como pedir a la sociedad que lleve empaques propios para almacenar sus compras en la Feria, y así reducir el uso de bolsas plásticas. Entre otros consejos se plantean, devolver los empaques de los alimentos consumidos en la Feria a los oferentes, así como separar otros residuos que obtengan en sus hogares, mantenerlos en buen estado y limpios, para asegurar su reciclaje.

Finalmente, una de las dificultades de esta actividad consiste en que muchas personas entregan artículos en mal estado para ser reciclados; por consiguiente, se recomienda que antes se seleccione adecuadamente los residuos porque sino se rechazarían.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario