Familia, institucionalidad y diálogo nacional, temas del encuentro de la Iglesia con Ortega

Monseñor René Sándigo brinda declaraciones a los periodistas en las afueras de la Conferencia Episcopal de Nicaragua.

Monseñor René Sándigo brinda declaraciones a los periodistas en las afueras de la Conferencia Episcopal de Nicaragua.

Los temas centrales  del diálogo sostenido este miércoles entre el presidente Daniel Ortega y la Iglesia Católica fueron la familia, la institucionalidad y un diálogo nacional que involucre a todos los sectores, indica una publicación digital de El Nuevo Diario de Nicaragua.

Tras finalizar la reunión, que duró un poco más de cuatro horas, el presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, monseñor René Sándigo, en una breve rueda de prensa, dijo que los obispos plantearon seis temas centrales entre los que destacan la familia,  el matrimonio de personas del mismo sexo y temas sociales como el hacinamiento en las cárceles y la problemática de miles de migrantes nicaragüenses.

El religioso agregó que también se habló sobre asuntos relacionados con los Derechos Humanos, la salud y el libre acceso a la información. El tema electoral tampoco estuvo ausente durante la conversación con Ortega Saavedra.

Monseñor Sándigo dijo además que el encuentro se desarrolló a la “altura” y que hubo un clima de cordialidad por parte del ejecutivo. “Este es el primer paso para que muchas cuestiones vayan mejorando en el país”, informó por su parte el diario La Prensa.

Ortega salió del edificio de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, sede del encuentro, a eso de las 8:20 de la noche sin brindar declaraciones a los medios. Abordó su jeep marca Mercedes Benz, el cual conduce personalmente bajo la custodia de decenas de policías y agentes de seguridad vestidos de civil, e hizo un ademán de saludo a los más de 60 periodistas que esperaron durante más de cuatro horas, y a la intemperie, en las afueras del recinto.

Video de El Nuevo Diario

Obispos dicen estar satisfechos

Luego de más de cuatro horas de dialogar en la sede de la Nunciatura Apostólica en la carretera sur de Managua, el Presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, Monseñor René Sándigo dijo a los periodistas que los religiosos se declararon satisfechos del encuentro con el Presidente Daniel Ortega, por la apertura que encontraron, reportó el periodista Adolfo Pastrán Arancibia en un boletín especial divulgado hoy.

La elección de altos cargos en el estado ya es un hecho consumado. Los obispos en su documento cuestionaron al Consejo Supremo Electoral, pero al final lo aceptaron y pidieron garantía y transparencia de elecciones transparentes para el 2016 y que sea electo aquel que los nicaragüenses quieran que los gobierne. No se habló en específico de ninguna persona en particular sobre el tema electoral.

Del tema de la relección presidencial no se dijo nada y las reformas constitucionales, no se mencionó en las declaraciones del Obispo Sándigo.

“A pesar que ya habido la elección o relección de funcionarios, pues se apunte a unas elecciones 2016 con la mayor transparencia posible para que así el pueblo nicaragüense deje de vivir en esa inquietud de que si son honestas o no son honestas y que si hay tanta popularidad como en efecto se lo hemos hecho ver, pues de la misma manera se tenga la seguridad de que haciendo elecciones bien llevadas, que no genere dudas, pues se tenga al Presidente o la Presidenta que los nicaragüenses quieren”, destacó.

Se declararon satisfechos por la apertura en un clima de altura y lo consideraron un éxito. Consideraron que ahora viene un tiempo de reflexión.

Los obispos insisten en un sistema patriarcal al cuestionar las políticas de género que le dan poder a las mujeres. Cuestionaron además el Código de la Familia y la Ley de Violencia contra la Mujer. Pidieron además el cierre de la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía Nacional.

Dijo que el diálogo fue producto de la disposición de las dos partes. Los religiosos le entregaron al jefe de estado un documento que contiene una síntesis de temas que van desde los relacionados con la familia, la institucionalidad, los derechos humanos, el sistema electoral, la transparencia y la libertad de prensa. Prometieron hacer público el contenido del mismo en las próximas horas.

El documento contiene seis puntos precisos, en los que los religiosos fueron propositivos. Aseguró que por parte del Presidente Ortega hubo un acogimiento positivo y “salieron de alguna manera resultados positivos” y habrá disponibilidad por parte del Ejecutivo.

El gobierno se comprometió a que solicitud de los religiosos, ministros de estado podrían reunirse con los obispos para atender algunas inquietudes sobre los aspectos planteados.

“El ambiente ha sido un ambiente a la altura, respetuoso y con mucha disponibilidad”, precisó el religioso. Consideró el inicio del primer paso “de una serie de cuestiones que se pueden ir resolviendo y en donde haya errores que se vayan solucionando”, sin dar detalles, pero resaltó que “hay disposición del gobierno”.

Luego que a las 8:20 de la noche el mandatario saliera de la Nunciatura, Sándigo, Obispo de la Diócesis de Chontales, destacó que hubo receptividad y apertura por parte del gobierno y que más adelante volverán a sentarse, sin fecha prevista, confiados en que se logrará avanzar, aunque pidió mucha oración y paciencia para lograr lo que se ha pedido.

“Esperamos que sea el primer paso de cuestiones que poco a poco se puedan ir fortaleciendo y en el caso de aquellos aspectos donde ha habido errores se vayan solucionando. Creo que esta es una buena noticia para el pueblo nicaragüense y queremos decirles que hay apertura de parte del Ejecutivo, así se han comprometido con nosotros y estaremos nosotros también disponibles para ir colaborando en solucionar aquellos aspectos que tal vez no se solucionarán o que no se fortalecerán mañana, ni a corto plazo pero que esperamos poco a poco vayan teniendo respuestas”, resaltó.

Especificó que en el documento plantean el tema de la familia y todo lo que en ella encierra, además los problemas del sistema penitenciario, problemas de salud y de migrantes nicaragüenses; derechos humanos, haciéndose eco sobre el derecho a la información; condiciones carcelarias; sobre el Vicariato de Bluefields y su situación que será abordado, aunque no se explicó pero se dijo que es una situación compleja; la evangelización y acciones gubernamentales sobre el uso de signos religiosos y el gobierno dijo tener apertura y que se avanzará.

Sobre la institucionalidad, explicó que plantearon dos grandes puntos al Ejecutivo, uno de ellos tiene que ver con la necesidad de un diálogo nacional sin proponer la forma, sino iniciar el diálogo con sectores sociales y se escuchen sus inquietudes y haya apertura, aunque admitió que el gobierno tiene un diálogo con la empresa privada, pero que otros sectores quieren ser oídos y así lo dijeron al mandatario.

Otro gran tema es que pese a la elección de funcionarios del estado ya se realizó, se apunte a que las elecciones generales del 2016 tengan la mayor transparencia posible y los nicaragüenses dejen de vivir en inquietud de si son elecciones honestas o no.

Dijeron que si hay seguridad en la popularidad, con unas elecciones bien llevadas y sin dudas, se tenga en el 2016 al Presidente o la Presidenta que los nicaragüenses quieran. Ortega fue bien receptivo en este aspecto y que hay apertura al diálogo.

Sándigo dijo que se pidió al gobierno apertura con los medios de comunicación y no se dijo la forma, pero se planteó la inquietud.

Manifestó que hablaron sobre la defensa de la vida, mantener el aborto terapéutico e investigar la presunta existencia de clínicas clandestinas que realizan abortos y además pidieron que se revise la Ley de Violencia contra la Mujer 779 para que la ley pueda tener los efectos que se merecen.

Le reconocieron al gobierno la defensa de la vida al mantener la prohibición del aborto terapéutico y la no promoción del matrimonio entre personas del mismo sexo.

Sándigo dijo que se quejaron de que los comités de barrios sandinistas se inmiscuyen en las familias y así lo hicieron ver a las autoridades, así como el derecho de los padres para decidir la educación de sus hijos.

Pidieron tolerancia del gobierno y de la Policía Nacional para cuando opositores y organismos de la sociedad civil se manifiestan en las calles y por eso pidieron aperturas y que se escuchen sus demandas.

El religioso dijo que entregaron un documento que contiene una compilación de preocupaciones e inquietudes y ellos ratifican el compromiso de seguir la evangelización, y que los planteamientos que hicieron fueron propositivas.

Pidió no solo criticar, sino aportar, ser propositivos.

“Ciertamente estamos satisfechos con el encuentro, ha habido buena receptividad”, ahondó, insistiendo en que “hay apertura de parte de gobierno, así se han comprometido con nosotros”.

Al encuentro asistieron todos los Obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, el Presidente Ortega y la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo.

Este diálogo entre las autoridades religiosas y civiles del país al más alto nivel, despertó grandes expectativas desde hace que hace dos meses se anunció que se realizaría.

Acerca de albaro24

Administrador y editor.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario