Extreman en Nicaragua medidas sanitarias y control de inmigración africana

Foto WHO Christopher Black

Foto WHO Christopher Black

Las autoridades de la Salud de Nicaragua reforzaron las medidas de vigilancia epidemiológica en las fronteras terrestres y en el aeropuerto internacional de Managua para detectar posibles casos de contagios por ébola. Las autoridades militares y policiales también han extremado la detención de inmigrantes africanos que entran ilegalmente al territorio nicaragüense.

La directora de Prevención de Enfermedades del Ministerio de Salud (MINSA) de Nicaragua, Martha Reyes dijo hoy a periodistas que se han intensificado las medidas preventivas para detectar algún posible caso de contagio por el virus del ébola, que pudiera presentarse en el país.

Reyes aseguró que se reforzó la vigilancia epidemiológica en las fronteras terrestres y en el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino de Managua, para que por medio de cámaras infrarrojas se detecten personas con fiebre y proceder a identificar síntomas de la patología. Señaló que son muy pocos los que ingresan Nicaragua procedentes de los países más afectados del África con el virus del ébola como Guinea, Liberia y Cierra Leona, y que en lo que va del año, se podrían contabilizar unas 20 personas procedentes del continente africano.

Minsa cuenta con medicamentos

Puntualizó que las fronteras terrestres de Nicaragua, sobre todo los puntos ciegos, también se extremó la vigilancia porque se han dado casos de detención de inmigrantes africanos, que por medio de los traficantes de personas, atraviesan el territorio de este país centroamericano, rumbo a los Estados Unidos, reportó la agencia Xinhua.

Mientras, el doctor Roberto Jiménez, director de Servicios de Salud del MINSA, aseguró que la institución cuenta con los medicamentos y los materiales de protección necesarios para atender un eventual caso de ébola. El ébola es una enfermedad viral altamente mortal y es transmitida por algunos animales como monos y murciélagos. También se transmite de persona a persona, ya que el virus está presente en todas las secreciones del paciente afectado, incluso en la saliva y el semen.

Por su parte, el galeno Sergio Balmaceda, jefe de laboratorio del ministerio de Salud, afirmó que el país está capacitado para realizar el diagnóstico de la enfermedad y que hay suficientes recursos humanos para atender a pacientes contagiados por el virus.

Carta Bodán

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario