Expropiaciones del canal van en 2015

Del Niño D.O.S. (Daniel Ortega Saavedra). - Caricatura de PXMOLINA para Confidencial de Nicaragua.

Del Niño D.O.S. (Daniel Ortega Saavedra). – Caricatura de PXMOLINA para Confidencial de Nicaragua.

Por Iván Olivares

Confidencial de Nicaragua

El comandante Daniel Ortega y el concesionario chino del canal interoceánico, Wang Jing, presidente de HKND, intentaron calmar las múltiples inquietudes de propietarios, empresarios, ambientalistas, políticos, académicos y financieros, surgidas en torno a todo lo que puede salir mal si la mega obra no se hace correctamente.

Empiezan obras sin presentar ningún estudio y sigue la danza de promesas

Durante dos horas de discursos, transmitidos simultáneamente en español y chino reiteraron viejas promesas y dejaron muchas preguntas sin responder. ¿Cuál es el esquema financiero de los 50 mil millones de dólares y quieren son los inversionistas? ¿Cuál el plan de negocios e esta mega obra y sus subproyectos? ¿Es viable desde el punto de vista comercial, o solo un proyecto geopolítico chino? ¿Cómo pueden empezar una obra sin haber concluido, como admiten, los estudios de impacto ambiental?

Después de 20 minutos de retórica, Wang Jing presentó algo parecido a un “plan de trabajo para el 2015″.

Primer trimestre: continuar la medición, diseño, y adquisición de propiedades. Construir la carretera de acceso al tramo oeste del canal.

Segundo trimestre: abrir la licitación para efectuar el diseño preliminar del proyecto. También el diseño, adquisición de tierras y ruta de acceso para el tramo oeste del canal.

Finales del primer semestre: completar y entregar el estudio de impacto ambiental.

Tercer trimestre: licitación y comienzo de obra del punto de excavación más importante, entre El Tule y La Unión.

Cuarto trimestre: licitación de diseño y construcción para las esclusas, tanto en el este como en el oeste.

Las empresas chinas y los chinos, estamos aquí para construir un futuro mejor, un país más brillante. En todo vamos a respetar todos los derechos de los nicaragüenses. No hay que preocuparse ni tener inquietudes: nadie va a invadir sus vidas. Si en la construcción se requieren algunas propiedades, se respetarán las leyes existentes en Nicaragua. Se pagarán indemnizaciones según los principios de mercado, de manera justa, abierta, transparente. Nadie va a tocar ni un gramo ni una pulgada de su tierra, sin que exista un acuerdo, y que el dueño esté satisfecho del pago”, prometió

Retórica grandilocuente

El empresario chino presentó como un el plan de beneficios sociales para el 2015, el envío de 50 universitarios nicaragüenses a estudiar a China, con todos los gastos personales, universitarios, seguros y viajes pagados, para que “establezcan una base sólida en China para contribuir a la construcción de Nicaragua”.

HKND también va a patrocinar 10 ambulancias, 10 camiones de bomberos, así como la expansión y renovación de tres hospitales en el área relacionada con el proyecto, para que mejore el nivel de acceso a medicina y la calidad de vida de los habitantes del lugar.

HKND también aumentará el esfuerzo y asumirá más responsabilidades sociales, porque “somos de una misma familia”.

El empresario chino expresó que “hoy hemos iniciado la obra del canal. Entendemos plenamente que nos falta mucho por caminar, y que hay muchas montañas, muchas dificultades que superar, pero una vez que se dio la señal de la salida, no hay vuelta atrás”.

“Vamos a dedicar toda nuestra sabiduría y nuestro valor para cumplir esta tarea histórica. Haremos planificaciones científicas, coordinaciones cuidadosas. Trabajaremos de forma responsable con el pueblo de Nicaragua, con la historia, y con el futuro, al dedicar todo nuestro esfuerzo en la construcción”, añadió.

“La protección del medio ambiente, el reasentamiento de las familias cuyas propiedades están en la ruta canalera, la generación de empleos, son asuntos estrechamente relacionados con la vida cotidiana de todos los nicaragüenses. En esos temas seguiremos manteniendo principios de transparencia, igualdad y justicia. Partiendo de la premisa de mejorar la vida de los nicaragüenses, para demostrar al mundo que [los chinos] no somos destructores, sino constructores. Vamos a traer riqueza y dignidad, y a despedir la pobreza y el atraso”, clamó.

“Hasta el final del 2019, tenemos el objetivo de que se construya el canal y que sea navegable, pero eso necesita el apoyo de todos; estoy convencido de que vamos a triunfar, que vamos a tener éxito”, repitió como un mantra.

China es capaz

Wang insistió en defender la capacidad técnica de su país ante una obra de esta envergadura, recordando cómo hace 2,100 años, los comerciantes chinos “abrieron la ruta de la seda, que fue motor del desarrollo de la civilización humana…. Esta es la nueva ruta de la seda del Siglo 21. Una ruta marítima como contribución china al desarrollo del mundo. Esa es nuestra gran fuerza. Tenemos la capacidad de desarrollar esta gran obra”.

“En estos dos años, nos hemos encontrado con dificultades de todo tipo, [lo que es lógico] siendo un proyecto de infraestructura de gran magnitud. No es sólo abrir montañas, construir carreteras, desviar aguas y construir puentes. Nunca han dejado de surgir dudas sobre la protección del medio ambiente, los reasentamientos, tecnología y maquinaria, recursos financieros, temas legales y políticos, y hasta la experiencia del equipo mismo”.

“Hasta hoy, podemos decir orgullosamente que hemos tenido éxito en todos esos desafíos, con el apoyo del presidente Daniel Ortega y los ministerios de Nicaragua; con la profunda cooperación de la empresa china, de las mejores empresas de Bélgica, Australia, EE. UU, etc., y especialmente por la comprensión y apoyo del gran pueblo de Nicaragua, hemos podido dar este paso con plena confianza”.

“En las últimas décadas, China ha acumulado gran experiencia en la construcción de estructuras y ha generado un grupo de empresas con plena capacidad, y al mismo tiempo, ha fortalecido el carácter de no tener miedo al sufrimiento, de ser responsables y de luchar responsablemente, lo que ha ayudado a que las empresas chinas tengan el valor de desarrollar el Gran Canal de Nicaragua, que es el proyecto más complicado del mundo”.

El canal: la solución para todo

Ortega, por su parte, se dirigió (sin mencionarlos) a los campesinos que establecieron tranques en El Tule y Nueva Guinea, aunque también a los de Obrajuelo, Brito, San Miguelito, Ometepe, entre otras comunidades, que escenificaron marchas de protesta, porque no quieren vender sus tierras, ni que se las paguen “a precio de oro”.

“Hay que hablar con la población de las zonas donde va a pasar la ruta y la carretera, y que al comprarles las propiedades, puedan asentarse ahí cerca. Quizás en tierras del Estado, porque esas nuevas tierras tendrán mucho mayor valor, y les dará mucho más progreso, riqueza y bienestar que el que ya consiguen de sus tierras”.

“Los campesinos y productores nos viven pidiendo carreteras y caminos, que a veces deben pasar por determinadas fincas, y cuando lo hace, significa más riqueza y mejores condiciones para el dueño y su familia. Donde pasa una carretera, la tierra que antes valía 100, ahora vale 10 veces más”, aseguró.

El líder del FSLN opina que “esta es una obra de interés mundial. Tendrá un gran impacto en la comercialización de productos de un continente a otro, y ayudará a que los costos bajen, en beneficio de los consumidores de esos productos. Esta obra tiene un impacto directo, porque traerá bienestar al pueblo nicaragüense”, prometió.

Ortega asegura que “hemos venido reduciendo la pobreza y la extrema pobreza, pero con las riquezas que genere un proyecto como éste, vamos a tener mayores posibilidades de erradicar totalmente la extrema pobreza y la pobreza. No queremos que los nicas tengan que estar yéndose a otros países a buscar trabajo. Con este proyecto, podrán encontrar trabajo aquí”, insistió.

“El canal no nos aleja de nuestras líneas fundamentales de desarrollo en el sector agropecuario, industrial y en la pequeña empresa e industria: el canal nos dará recursos para incorporarlos a las actividades productivas, para darles créditos justos a intereses bajos a campesinos que necesitan mejorar las condiciones de sus fincas y sus pequeñas propiedades”.

“Nos vamos a permitir incrementar la productividad de alimentos: frijoles, maíz, arroz, café; que sea muy superior a la que tenemos actualmente. Que podamos dar un salto en el desarrollo agroindustrial, que podamos tener un mayor peso y poder relacionarnos mejor con los diferentes grupos regionales o subregionales con los que nos relacionamos actualmente”, auguró.

Vínculo a Confidencial de Nicaragua

Acerca de albaro24

Administrador y editor.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario