Estado de Sitio en Nicaragua

Sergio Simpson

Sergio Simpson

Por Sergio Simpson

Casi todo el país fue militarizado el miércoles 30 de noviembre, retenes policiales bajando a pasajeros de autobuses y vehículos particulares, gendarmes agresivos violentando derechos ciudadanos, en el pueblo ofendido renaciendo el histórico rencor contra la tiranía.

El gobierno tuvo miedo a la marcha de miles de campesinos que irían a Managua a protestar pacíficamente. Es imposible no indignarse con los gobernantes represores de Nicaragua.

El presidente Daniel Ortega y su señora carecen de escrúpulos, ordenan vapulear a productores inconformes sin importarles que mueran por ejecución de las fuerzas armadas, y los ofenden llamándolos vándalos. Bandoleros como llamaban a Sandino y sus tropas de campesinos, vándalos como calificaba Somoza a los guerrilleros del FSLN.

Más de tres mil familias campesinas propietarias serán expropiadas en la cuenca Este del lago Cocibolca, donde una empresa china definió la ruta para construir un canal interoceánico y empresas turísticas exclusivas, autorizada por una concesión gubernamental que lesiona la soberanía del país.

Campesinos que en Nueva Guinea recibieron gases lagrimógenos, balas de goma, y disparos de fusil de guerra, provenientes de tropas especiales gubernamentales.

No hay derecho a protestar, el matrimonio presidencial desprecia el clamor, repudia dialogar, pretende dominar con las armas, sostener a cualquier costo su enriquecimiento y poder absoluto.

En Nicaragua sigue hablándose de heridos, prisioneros, torturados, desaparecidos, por razones políticas, con el mismo gobernante durante la guerra de los años ochenta del siglo pasado, cuando miles de campesinos se armaron contra el gobierno sandinista.

Siguen provocando la sublevación del pueblo nicaragüense, reviven sentimientos y actos libertarios. Es lamentable, repudiable seguir con el sistema dictatorial en una sociedad que tanto ha luchado por sus derechos.


Acerca de albaro24

Administrador y editor.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario