EPN contrata a empresa con “turbio” historial | Nicaragua

Ilustración

Ilustración

La empresa holandesa Damen Shipyards, especializada en construcción de barcos, tiene tres características: es desconocida en Nicaragua, ha hecho jugosos negocios con el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela y tiene una larga cola de cuestionamientos vinculados a corrupción, ofertas con sobreprecios e incumplimiento de contratos.

Esta semana se informó en La Haya que Damen firmó un contrato con la Empresa Portuaria Nacional (EPN) e INTUR para la construcción de una draga de corte y succión CSD 350, cuyo principal objetivo será construir y darle mantenimiento a un canal de 200 kilometros entre Bluefields y Bilwi, en la costa caribeña de Nicaragua.

Los términos del acuerdo son desconocidos porque ni siquiera se convocó a una licitación, confirmaron fuentes del sector.

Según los términos del contrato, las secciones norte y sur del canal estarían vinculadas con la creación de una nueva vía de unos 22 kilometros a lo largo del canal cerca de Karawala para permitir el ingreso de barcos más grandes a la ruta.

El gerente de ventas de Damen América Central, Pieter Becker, comentó tras la firma del contrato que “estamos muy satisfechos de suministrar otra draga de corte y succión a Nicaragua”.

Dio dos “lanchazos” en Perú y Honduras

La empresa Damen Shipyard no tiene un buen récord e imagen en Honduras, Perú y en Venezuela, en donde ha recibido jugosos contratos del presidente Nicolás Maduro.

La empresa holandesa protagonizó un serio escándalo en Honduras a causa de un contrato para construir dos embarcaciones de mediana escala y cuatro lanchas por valor de $60 millones de dólares.

El Gobierno de este país negoció en 2013 a un precio abismalmente superior el arrendamiento y posterior compra de los equipos navales. El contrato suscrito el 25 de agosto de 2012 entre el ministro de Defensa y el representante de Inversiones Marítimas Internacionales, Florentius Antonius Hubertus Kluck, fue denunciado por la prensa catracha.
En esa negociación, Honduras habría perdido alrededor de 1.3 millones de euros, es decir, alrededor de 34 millones de lempiras.

En Perú, el congresista Luis Iberico cuestionó a Damen Gorinchem luego de que fue invitada a participar en el diseño y ensamblaje de naves para la Marina de Guerra del Perú por un valor de 600 millones de nuevos soles ($170 millones de dólares).

En Perú se detectó que Damen hizo una oferta con un sobreprecio de $30 millones de dólares, levantando un escándalo bautizado por la prensa y los políticos como “el lanchazo”. Trinchera de la Noticia.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario