Empleos en riesgo por vencimiento de privilegio comercial de EEUU

empleos_en_zonas_francasNicaragua advirtió este martes que unos 30.000 obreros de la industria textil podrían quedar cesantes si Estados Unidos no amplía el Régimen Arancelario Preferencial (TPL en inglés) que concedió al país en 2006 y que expira a finales de este año. La suspensión definitiva de la medida podría lanzar a “la calle a 30.000 trabajadores” de las fábricas de textiles y confección, afirmó el presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), Ovidio Reyes, tras reunirse con la Cámara de Comercio Americana (AmCham) para analizar el tema y coordinar un plan de comercio e inversión, publicó la agencia AFP.

El TPL es un tratamiento arancelario especial que las empresas de textil y confección de Nicaragua reciben desde 2006, en el marco del Tratado de Libre Comercio existente entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana, conocido como DR-Cafta. El gobierno del presidente Daniel Ortega gestiona con Washington, desde hace meses, la extensión del TPL que vence el próximo 31 de diciembre y que beneficia a las empresas textileras que operan en las zonas francas.

“Nosotros creemos que las cosas tienen que ser graduales, que tienen que ir produciéndose con tiempo”, dijo el funcionario en alusión a la medida. El TPL permite a la industria textil de la zona franca nicaragüense exportar a Estados Unidos, libre de impuestos, prendas de vestir elaboradas con telas o hilazas no originarias de los países firmantes del DR-Cafta. En Nicaragua las fábricas de textiles operan únicamente en los parques industriales de zonas francas, un sector pujante que ofrece 108.000 empleos, en un país donde casi la mitad de los 6,1 millones de habitantes vive en la pobreza.

Carta Bodán

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario