El zarpazo sorpresivo

fabio_gadea_mantilla2Por Fabio Gadea Mantilla

Querida Nicaragua: Luego de veintiún días de obligada ausencia vuelvo a escribirte. Quiero comenzar agradeciendo profundamente los centenares de llamadas telefónicas preguntando por mi salud y dándome el pésame por la muerte de mi hijo Milo Gadea y de mi hermano Heriberto, quienes fallecieron mientras me encontraba hospitalizado. A ese caudal de amigos, familiares, simpatizantes, oyentes de mis programas, les agradezco en el alma su preocupación por mi salud.

Igualmente a los médicos que me atendieron en dos operaciones, los doctores Alfredo Celedón, Christian Uriarte y Carlos Fletes junto al joven anestesiólogo de apellido Morales. Agradezco a las enfermeras que cual ángeles de la noche, cuidaron minuto a minuto de mis dolencias en el Hospital Vivian Pellas. Dios los bendiga a todos.

Y ahora volvemos a la realidad de las noticias que todos los medios callan, menos LA PRENSA, el Canal 12, la Corporación y la radio Darío de León. Estábamos en plena Semana Santa, mucha gente en las iglesias y mucha gente vacacionando en las playas, montañas y otros sitios. El jueves Santo los oficios de cada año, la lavada de los pies a los apóstoles, la Santa Misa, y el Santísimo recibiendo la adoración de los cristianos. Aparentemente días de paz, de sosiego y descanso.

Pero como las fuerzas del mal actúan bajo la sombra, dando zarpazos sorpresivos, surge un nuevo escándalo policial en la Isla de Ometepe y siempre en contra del empresario Milton Arcia. Sorpresivamente llega a Ometepe maquinaria pesada transportada por la Empresa Nacional de Puertos, y ante el asombro de todos comienza a demoler el hotel que está construyendo Milton Arcia, un hotel de tres plantas con capacidad para 62 habitaciones. La maquinaria pesada empieza a demoler las paredes del edificio mientras su dueño, Milton Arcia grita y protesta pidiendo una orden judicial para demoler la obra cuyo costo se calcula en más de un millón de dólares. Los policías que protegen a los demoledores detienen a Milton quien protesta a gritos el atropello. Lo agarran entre cuatro policía y virtualmente lo tiran como un fardo en la tina de una camioneta. Esto pudo verse en LA PRENSA digital y se escuchó naturalmente como noticia de última hora en la Corporación. Era el viernes Santo, precisamente el día en que Nuestro Señor expira en la cruz redentora, pero las emisoras del danielismo no quieren saber nada de Ometepe, ni de la demolición del hotel ni de Milton Arcia, ellas siguen bailando, gritando, celebrando la libertad de Barrabás y la traición de Judas. En los medios danielistas está prohibido mencionar a Milton Arcia cuyo delito es ser emprendedor, hombre de iniciativa, creador de proyectos. A Milton primero lo despojaron del Malecón y ahora lo quieren despojar de Ometepe. Y con todo esto se sigue afirmando que somos un país seguro para invertir.

Los medios internacionales callan también. CNN no registra ninguna de estas noticias. Cuando habla de Nicaragua menciona la artesanía, las isletas de Granada, la tierra de lagos y volcanes. Ha habido más de treinta manifestaciones de campesinos protestando por el supuesto Canal Interoceánico. Hubo prisión, tortura y palizas a causa de esas manifestaciones como el desalojo del 24 de diciembre pasado, las denuncias están íntegras en las Comisiones internacionales de Derechos Humanos, pero nada de esto es noticia ni para CNN ni para ningún otro medio internacional.

Curioso. Hace algunas semanas el conocido comentarista de CNN en español, Xavier Serviá, habló algo del Canal Interoceánico, le hizo una entrevista, defectuosa por Skype, a Carlos Fernando Chamorro. Única vez, el tema no volvió a tocarse a pesar de que es un proyecto catalogado como uno de los más grandes del mundo. Así como a Milton Arcia, un día de estos podrían darle un zarpazo sorpresivo a nuestro bellísimo lago Cocibolca y ese zarpazo sería para toda el área centroamericana.

El autor es gerente de Radio Corporación. Excandidato a la Presidencia de la República en 2011.

Tomado del diario La Prensa de Nicaragua

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

2 comentarios

  1. Mi pésame por la pérdida de su hijo y su hermano,y demos las gracias a Dios por el restablecimiento de su salud y una oportunidad para que alzar su voz en la lucha del pueblo nicaragüense el cual a sufrido tanto y nesecita hombres y mujeres de valor para desarticulada esta dictadura Danielista

  2. juana Elisa cardosa

    Tengo mucha alegría. De que este de vuelta . Dios lo bendiga. Para que siga haciendo cartas a Nicaragua. ….

Deja un comentario