El presidente Solís habló con la exviceministra Marcela Chacón | Costa Rica

Exviceministra de Seguridad de Costa Rica, Marcela Chacón. / Imagen de Diario Extra.

Exviceministra de Seguridad de Costa Rica, Marcela Chacón. / Imagen de Diario Extra.

La angustia más grande que sentía la ex viceministra de Seguridad, Marcela Chacón, era pensar que su esposo José Daniel Gil Trejos estuviese muerto, reportó este lunes el diario Extra de San José.

Esa angustia gracias a Dios se la quitó el mismo presidente de la República, Luis Guillermo Solís, quien desde el viernes ha estado monitoreando personalmente el caso del empresario costarricense detenido en Nicaragua.

Diario Extra de Costa Rica conversó con la señora Chacón, quien más tranquila expresó en primera instancia su agradecimiento al mandatario, a la vicepresidenta Ana Helena Chacón y a Elizabeth Odio, recientemente elegida jueza de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Me llamó el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, quien finalmente por medio del vicecónsul Álvaro Herrera en Nicaragua permitieron el ingreso para ir a visitar a Daniel. Lo encuentra en una condición de salud deteriorada, precaria, delgado, pero está vivo y eso es lo más importante”, agregó.

Según Chacón, todo lo que van obteniendo en la protección de los derechos humanos es ganancia, ahora al menos se tiene la seguridad de que no va a desaparecer y está bien.

A continuación reproducimos la entrevista completa, realizada por el periodista Alexander Méndez de Diario Extra de Costa Rica, a la exviceministra Marcela Chacón:

¿Doña Marcela, cómo ocurrió todo?

– El pasado 26 de mayo yo llevo a mi esposo José Daniel Gil Trejos al aeropuerto porque iba a Nicaragua en un viaje de trabajo de dos días, él me llama al mediodía y le digo que me llame más tarde porque estaba en una reunión de trabajo, me dijo que me llamaría al final de la tarde o la noche. No me llama y me preocupa porque somos muy estrictos cuando andamos de viaje, a la mañana siguiente no tengo información de él, me llaman de la oficina donde iba y me dicen que no saben de él. Al rato me vuelven a llamar y me dicen que en horas de la tarde el 26 ingresó al hotel Wayack un grupo de policías, lo detuvieron y se lo llevaron esposado, las pertenencias y el vehículo alquilado. Llamé a la misión diplomática en Managua haciendo lo que tantas veces aconsejando hice y ahora me tocó vivir en carne propia, por eso quiero hacer público mi agradecimiento al embajador Sancho y toda la misión diplomática.

¿Sabían los nicaragüenses que él iba?

– No sé. Me llama poderosamente la atención que existe una solicitud de detención internacional de Interpol de México, misma que ya no existe. ¿Por qué no se detiene en el puerto de entrada a Daniel, si existe la alerta, y no lo detienen hasta que está en el hotel?

¿No es que le quieren sacar información porque usted fue viceministra de Seguridad?

– Daniel siempre me criticó porque yo nunca le contaba nada, entonces no le pueden sacar nada porque no sabe nada.

¿Qué es lo que más le preocupa?

– Que pasen tantos días, que nuestra representación diplomática no lo haya visto, ni los abogados, incluso una jueza de la República de Nicaragua, contraviniendo en todos sus extremos la Convención Interamericana de los Derechos Humanos, la Convención Interamericana contra la Desaparición Forzosa de Personas, la misma Constitución Política de Nicaragua, al señalar que una persona detenida debe ser puesta ante la orden de un juez después de 48 horas.

¿Fue proceder de ustedes no dar a conocer la noticia o una actitud del gobierno porque no es solo su esposo sino que ya estaba el caso de Tiffer?

– La misión allá ha movido cielo y tierra y el Canciller ha estado al tanto del asunto. Me imagino que se quiso dar un manejo más diplomático a razón de la situación tensa bilateral que tenemos, pero quiero agradecer al Presidente de la República que me llamó, me ha acuerpado y se ha comprometido conmigo y con mi familia a título personal de sacar adelante este asunto y se respeten los derechos de mi esposo y sea devuelto a Costa Rica.

Pasaron 26 días y el gobierno cree que usted reacciona por la publicación de DIARIO EXTRA o una buena fe del gobierno.

– Creo que nace de ellos, creo que me retribuyen como ciudadana costarricense el apoyo que requiero de mi gobierno, ahora es preponderante, lo están dando y lo hicieron desde el principio, donde la misión diplomática y el embajador Sancho me ayudaron. Creo que nadie está preparado para vivir una situación de infierno como esta las últimas tres semanas, donde pese a que la persona sepa dónde acudir está tan embotada, agotada y no lo hace. Reitero, la Cancillería, la embajada y ahora el Presidente me ayudan y les doy gracias a todas estas personas.

Usted no ha ido a Managua. ¿Lo hará?

– Siento que en este momento es preferible no hacerlo porque ni a una jueza de la República nicaragüense le han permitido verlo.

¿Tiene miedo de ir a Nicaragua y que la detengan a usted también?

– Tengo miedo de ir a Nicaragua porque me preocupa la violación de los derechos, así como le hicieron a mi esposo, y que todo esto es absolutamente incierto.

Para cerrar, Chacón agradeció especialmente a DIARIO EXTRA porque “siempre y en todo momento que he necesitado que mi voz se escuche a nivel laboral y ahora a nivel personal han estado acuerpándome, han estado a mi lado y han sido mi voz y mis ojos en distintas instancias”.

Presidente le dio noticia de que su esposo está vivo

La angustia más grande que sentía la ex viceministra de Seguridad, Marcela Chacón, era pensar que su esposo José Daniel Gil Trejos estuviese muerto.

Esa angustia gracias a Dios se la quitó el mismo presidente de la República, Luis Guillermo Solís, quien desde el viernes ha estado monitoreando personalmente el caso del empresario costarricense detenido en Nicaragua.

DIARIO EXTRA conversó con Chacón, quien más tranquila expresó en primera instancia su agradecimiento al mandatario, a la vicepresidenta Ana Helena Chacón y a Elizabeth Odio, recientemente elegida jueza de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Me llamó el presidente de la República, Luis Guillermo Solís, quien finalmente por medio del vicecónsul Álvaro Herrera en Nicaragua permitieron el ingreso para ir a visitar a Daniel. Lo encuentra en una condición de salud deteriorada, precaria, delgado, pero está vivo y eso es lo más importante”, agregó.

Según Chacón, todo lo que van obteniendo en la protección de los derechos humanos es ganancia, ahora al menos se tiene la seguridad de que no va a desaparecer y está bien.

Pasos a seguir

 Chacón dijo que ahora los pasos a seguir serán los siguientes. “Hoy habrá una reunión de alto nivel entre el embajador Sancho y Harold Rivas con el Canciller. Voy a interponer un nuevo recurso de hábeas corpus y con abogados de confianza y la documentación con que cuentan esperamos una respuesta favorable, es decir traer a Daniel y llevarlo a Medicatura Forense, que se le hagan estudios y corroborar su situación exacta de salud y ver a qué cosas fue sometido y sacarlo de inmediato a la luz pública.

No podemos permitir que ningún costarricense o ciudadano de cualquier país sea sometido al tipo de tortura que Daniel ha tenido que soportar al no tener acceso a un abogado o su cónsul, e incluso a una juez de la República de Nicaragua.

Estamos interponiendo una demanda con solicitud de medidas cautelares ante la CIDH con el apoyo de la Segil, que se han portado de forma incondicional con nosotros”, finalizó.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario