El Papa Francisco sacude a obispos y a políticos | México

papa_a_obispos_mexico

Papa llama a desenmascarar tres grandes tentaciones: la riqueza, la vanidad y el orgullo.

El Papa Francisco pidió el domingo a los mexicanos que luchen por convertir a su país en un lugar de oportunidades para que la pobreza y la desesperación no los obliguen a emigrar, no los empujen a ser explotados ni a caer en manos de criminales.

Durante su segunda jornada en México, el sumo pontífice aterrizó en un helicóptero en Ecatepec, un municipio ubicado en la periferia de la capital azotado por la delincuencia, el crimen organizado y la pobreza, donde encabezó una misa masiva.

 

“Quiero invitarlos hoy a estar en primera línea, a primerear en todas las iniciativas que ayuden a hacer de esta bendita tierra mexicana una tierra de oportunidad”, dijo el Papa en el Ángelus, ante cientos de miles de files y visitantes, muchos agitando banderas de México y del Vaticano.

“Donde no haya necesidad de emigrar para soñar; donde no haya necesidad de ser explotado para trabajar; donde no haya necesidad de hacer de la desesperación y la pobreza de muchos el oportunismo de unos pocos”, agregó el argentino de 79 años.

Duros mensajes papales durante la visita

El Papa Francisco, conocido por su cercanía a los pobres, llamó durante la misa en uno de los países más desiguales del mundo a “abrir los ojos frente a tantas injusticias” y a desenmascarar durante la época de cuaresma tres grandes tentaciones: la riqueza, la vanidad y el orgullo.

“La riqueza, adueñándonos de bienes que han sido dados para todos y utilizándolos tan sólo para mí o ‘para los míos’, es tener el ‘pan’ a base del sudor del otro, o hasta de su propia vida”, dijo.

“Esa riqueza que es el pan con sabor a dolor, amargura, a sufrimiento. En una familia o en una sociedad corrupta es el pan que se le da de comer a los propios hijos”, agregó.

México es cuna de desigualdad y de una clase política poderosa manchada por actos de corrupción, pero casi la mitad de sus habitantes vive hundida en la pobreza.

De acuerdo con estadísticas oficiales, en el Estado de México murieron asesinadas casi 14,000 personas entre el 2010 y el 2014, a medida que grupos criminales del vecino estado de Michoacán se escindieron y buscaron nuevos territorios. Actualmente es uno de los estados con más homicidios del país. Trinchera de la Noticia.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario