El Mundial tendrá un impacto limitado en la economía brasileña

El gran sueño de los brasileños con la celebración del Mundial de Fútbol, que comienza el día 12 de junio, parece que se convertirá en una realidad mucho más modesta de lo imaginado, especialmente en lo que se refiere a nuevos negocios y a la atracción de turistas. Según un informe divulgado por la agencia de clasificación de riesgo Moody´s, el impacto del evento va a durar poco para los sectores de alimentación y bebidas, hostelería, alquiler de coches, televisión por cable y publicidad. Esa percepción no es nueva para quien trabaja directamente en los negocios que deberían verse beneficiados por el evento. Del los 600.000 a 700.000 turistas que se esperaban en un primer momento, llegarán al país como mucho 300.000 personas, según el análisis de José Wagner Ferreira, presidente de la Academia Brasileña de Eventos y Turismo.

“La mayoría venida de países limítrofes, como Argentina, Paraguay y Uruguay”, dice. Según Ferreira, solo las ciudades de Río de Janeiro y Fortaleza estarán cerca de completar su capacidad hotelera. “En São Paulo, para tener una idea de cómo será el evento, la ocupación estará en torno al 60%.” El panorama previsto por las aerolíneas tampoco es positivo. La tasa de ocupación media hasta finales de enero de 2014, calculada por la Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC), era de solo del 10% en los pasajes vendidos para las 12 ciudades-sede y para Campinas y São José dos Campos, que también fueron incluidas por su proximidad con São Paulo.

“No solo en Brasil, sino en todas los lugares que acogen un evento como el Mundial, los viajes corporativos menguan los días de los partidos. Ninguna empresa lúcida va a programar un Congreso, por ejemplo, en una ciudad en el mismo periodo de un partido de una cultura bien representada en Brasil, como la española o la portuguesa”, afirma Ferreira, que ya fue director de TAM y presidente de Webjet. La expectativa de Ferreira es que el sector de la aviación crezca del 6,5% a 7,5% en 2014, una media inferior al crecimiento de dos dígitos que prevaleció durante varios años en el sector, afirma El País.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario