El espejismo de China y su dependencia del capitalismo

Ilustración / www.opi97.org

Ilustración / www.opi97.org

Por José Antonio Luna

Los detractores de Estados Unidos andan bailando en un pie porque ell Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional FMI prevén  que la China se convertirá pronto  en  la economía mundial número uno desplazando a Estados Unidos al segundo lugar.

Pero la muestra concreta de que China todavía está lejos de superar a Estados Unidos son los datos oficiales de los gobiernos de ambos países. EE.UU. tuvo un  Producto Interno Bruto, PIB, de 16.8 billones de dólares, mientras China solamente alcanzo 9.3 billones de dólares. Una enorme diferencia de casi 7 billones de dólares. Aunque estadísticamente China creció más que Estados Unidos.

Los enemigos de Estados Unidos se alegraron con los datos globales económicos  de futuro, aunque estos no son claros. Que Estados Unidos deje de ser la potencia número uno  suena bonito, hasta romántico, porque según esta información ya el coloso del norte dejo de ser el mandamás del mundo. Pero lo que no se ha dicho es que la economía China es más grande por el volumen de producción debido a su enorme población y este aumento de las exportaciones y  de su producto Interno Bruto, PIB, se lo está comiendo su enorme dependencia del petróleo y la inversión en maquinaria que le vende Estados Unidos.

No es un secreto que China está gastando gran parte de su capital en la compra de petróleo. El experto Tong Xiaoguang investigado de la Academia de Ingeniería del “gigante asiático” declaró que “China está presenciando una creciente necesidad de petróleo crudo durante su desarrollo de urbanización e industrialización.Tong, prevé que la dependencia de China del petróleo importado aumente a 60 por ciento para 2020 y a 65 por ciento para el 2030.

Para el 2030, China necesitará 644 millones de toneladas de petróleo crudo anualmente al nivel de demanda más bajo, de acuerdo con un estudio de la AICh sobre la estrategia de desarrollo de energía de China a mediano y largo plazo.

Otro detalle específico que no se dice es que el maoísmo es historia en China y la industrialización capitalista es el motor impulsor del desarrollo del gran coloso amarillo.

Si ponemos  en perspectiva este “primer lugar” de China, llegamos a la conclusión de que es un espejismo, porque los ingresos por la mano de obra barata de los millones de individuos que viven aislados en las ciudades del interior por los burócratas comunistas, no convierten a China en potencia mundial. Porque ni el yen tiene la fortaleza del dólar y el nivel de vida general tampoco lo evidencia;  la población  no recibe nada de esta “bonanza económica”. Los que capitalizan esta riqueza son los burócratas del gobierno y los millonarios -las empresas multinacionales- del mundo capitalista.

Aclarada esta realidad detrás de la retórica, habrá que visualizar qué significa ser la economía número uno en este mundo globalizado y cambiante.

Haciendo historia debemos recordar que los contactos chinos serios a nivel económico con occidente datan del año 1978, mucho después del desastre causado por “la revolución cultural”  de Mao Tse-tung hace más de 50 años. Desde esa etapa de oscurantismo maoísta ha llovido mucho. Los nuevos jerarcas chinos  -después de la muerte de Mao en 1976- deciden vincularse con Estados Unidos y Japón para modernizarse y capitalizarse. China comenzó a  transformarse en un país capitalista cuando todavía Nicaragua no derrocaba a Somoza. Y este proceso hacia el capitalismo está siendo impulsado por Estados Unidos.

Cabe aclarar que durante todas estas décadas de revisionismo del viejo maoísmo y de la penetración económica y cultural occidental en la gran China ha habido purgas y contra purgas de los líderes chinos. Los que más han sufrido esta persecución implacable de los arcaicos maoístas han sido los poetas, quienes han sido encarcelados y silenciados. Pero con el advenimiento del internet, a finales de la década de 1990, el proceso de cambio de aceleró, aunque todavía en algunas provincias los campesinos y artesanos son “mano de obra esclava” que trabajan por techo y comida, mientras los nuevos burgueses chinos están capitalizándose convertidos en los directores de las empresas financieras y comerciales de occidente.

Pero para los escépticos voy a suministrar datos de un experto en la economía mundial que restó toda importancia a esta, todavía no bien aclarada versión, del Fondo Monetario Internacional FMI sobre este cambio de ranking en la economía mundial. “Si hablamos de poder económico, no si de la gente vive mejor, el PIB en sí mismo no es un gran indicador de la verdadera importancia de una economía”, sostiene Julián Jessop, economista jefe global de Capital Economics, desde Londres. “Los nuevos cálculos son más bien un ejercicio académico que apenas cambia nada en el mundo real”.

Para explicar este conflicto de los datos económicos y la realidad económica de un país el ejemplo más sencillo y real es el del mexicano Carlos Slim, quien es uno de los multimillonarios más poderosos del mundo. Que Slim sea un Tycoon mundial  no significa que México y los mexicanos vivan nadando en dólares y bienestar social.

Volviendo al anunciado primer lugar chino hay que destacar que el gobierno Chino rechazó los datos del FMI y Banco Mundial, lógicamente porque  no son reales. Algunos expertos han dicho que el Programa de Comparación Internacional (PCI), que utiliza el Banco Mundial para medir las economías, sea la última palabra al respecto. Algunos expertos dudan que ese indicador sirva realmente para aseverar que China sea la nueva potencia mundial”.

China ha superado  a Estados Unidos  en el terreno de la expansión económica. Registró  tasas de crecimiento del PIB del 7.4 y el 0.1% respectivamente en el primer trimestre de 2014. Pero en términos reales, sigue existiendo una enorme diferencia económica. El año pasado, el PIB de China fue de 9.3 billones de dólares, mientras que el de EU alcanzó los 16.8 billones.

Esto me demuestra una vez más que el dicho “del dicho al hecho hay mucho trecho”, sigue vigente.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario