El Canal de Nicaragua en tiempo de elecciones

Dr. Jaime Incer Barquero

Dr. Jaime Incer Barquero

El proyecto para construir un canal interoceánico en Nicaragua, que compita con el de Panamá, se ha convertido prácticamente en un tema tabú en medio del proceso electoral en el que el presidente Daniel Ortega busca la reelección.

Ambientalistas y pobladores de la ruta del canal denuncian acciones de hostigamiento e intimidación en los territorios que atravesará el canal para acallar las protestas contra el proyecto, en momentos en que Nicaragua se prepara para las elecciones generales del 6 de noviembre.

El gobierno quiere eludir el tema del canal en un año electoral porque “no quiere reventar el conflicto con los campesinos, y parece que no han conseguido inversionistas” para financiar su construcción, dijo a la agencia AFP el sociólogo Cirilo Otero, director del Centro de Iniciativas de Políticas Ambientales.

Valorado en 50.000 millones de dólares

El canal interoceánico es un tema incómodo para Ortega y una bandera política para sus rivales, que le tildan de “vendepatria”, un término usado por el héroe nacionalista Augusto Sandino para desdeñar a políticos que apoyaron intervenciones militares de Estados Unidos en Nicaragua a comienzos del siglo pasado.

La vía, que sería tres veces más larga que el Canal de Panamá, surgió como un proyecto insignia de Ortega, quien la presentó como una oportunidad para desarrollar el país, crecer a un ritmo de 10% anual, generar empleos y acabar con la pobreza que afecta a casi 30% de los 6,1 millones de nicaragüenses.

Pero ecologistas advierten que es una amenaza al medio ambiente que destruirá el lago Cocibolca, la segunda reserva de agua en el continente después del Titica de Bolivia y Perú. El megaproyecto, valorado en 50.000 millones de dólares, cuatro veces el PIB de Nicaragua, estaba previsto para comenzar hace dos años, pero hasta ahora se ha hecho poco y nada.

Una quimera, según Incer

El concesionario chino HKND, a cargo de la obra, estima en unos 600 millones de dólares la inversión en estudios de impacto ambiental, arqueológicos y diseños de la gigantesca estructura que incluye dos puertos, un aeropuerto, una zona de libre comercio y centros turístico y financiero.

Según Otero, Ortega no se arriesgará a tener un conflicto con los campesinos en plenas elecciones. Desde que el gobierno otorgó la concesión a la empresa china se han realizado 68 marchas con casi un millón de personas que rechazan la expropiación de tierras para el canal.

“El gobierno se ha encerrado en su secretismo, solo dice que el canal va, pero lo que estamos viendo es que posiblemente el canal no vaya”, comentó a la AFP el ambientalista Jaime Incer. “Internacionalmente se dice que ese proyecto si no es un engaño, es una quimera, una fábula”, acotó.

Envía “cartas y advertencias”

Incer, asesor presidencial en temas ambientales, comentó que no tiene acceso directo a Ortega para hablar sobre el canal, pero “no he dejado de denunciar, mandar cartas y advertencias” sobre su posible impacto negativo. El especialista, opuesto al uso del lago Cocibolca por los riesgos ambientales que implica, consideró que “hablar de esas cosas es tabú y peligroso, pero eso no me impide, como asesor de la presidencia, decir lo que está pasando y lo que puede pasar”.

Voceros de la gubernamental comisión del Gran Canal y de HKND no atendieron a las llamadas telefónicas ni respondieron a mensajes electrónicos de solicitud de entrevistas de AFP. En las comunidades asentadas en el trazado de 278 km del proyecto no hay indicios de que algo se vaya a construir, salvo la presencia de agentes del gobierno.

Activistas afines al gobierno “andan amenazando a los campesinos (diciendo) que en cuanto se reelija el presidente, el canal va, que vamos a entregar las tierras nos guste o no y si seguimos las protestas nos van a meter a la cárcel”, denunció a AFP la campesina Francisca Ramírez, dirigente del movimiento opuesto al desalojo. “Vivimos en una zona restringida, hay una cantidad de (agentes) antimotines que permanecen con armas las 24 horas del día, y si queremos salir de las comunidades nos bajan de los buses, revisan cédulas y nos registran como si fuéramos delincuentes”, se quejó.

Carta Bodán

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Un comentario

  1. El canal es un tema desgastado de los que han querido sacar provecho político en contra del gobierno, ese tema de medio ambiente es un problema mundial la degradación ambiental esta en ascendencia con canal y sin canal, lo que sucede es que las autoridades encargadas de aplicar las leyes no hacen nada para controlar a los depredadores ambientales, y el mayor daño lo hacen los agricultores y ganaderos estos deforestan sin reparos dañando prácticamente todos los ríos que antes existían, ahora el setenta por ciento de las fuentes se han secado por efectos del despale hecho por cada uno de los poseedores de áreas de terreno adyacentes a las mirocuencas y cuencas Hidricas, y hasta ahora no ha habido canal, y ¿que dicen los políticos y voceros en este caso?, estos no se rasgan las vestiduras porque muchos de estos son poseedores de fincas inmensas y es lo que han hecho deforestarlas indiscriminadamente.

Deja un comentario