“El canal chino sugiere que (Ortega) quiere más” | Nicaragua

canal_interoceanico“Al igual que muchas de las decisiones económicas actuales de China, la propuesta de HKND, una desarrolladora de infraestructura de Hong Kong, de construir un canal artificial a través de Nicaragua, comienza a parecer como mucho ruido y pocas nueces. Dejando las consideraciones económicas de lado, China aún podría ver el canal como parte de una estrategia militar y el presidente Daniel Ortega como una forma de expandir su imperio empresarial”, así comienza la última columna de Anastasia O´Grady, que escribe semanalmente para The Washington Post y muchos otros diarios del mundo.

“Es difícil presentar un argumento económico a favor de un canal en Nicaragua. El país centroamericano originalmente estimó el costo del paso marítimo de 278 kilómetros en US$40.000 millones, cifra que ahora ha elevado a US$50.000 millones. Jorge Quijano, administrador de la Autoridad del Canal de Panamá, me dijo hace un año que calculaba que el nuevo proyecto costaría entre US$67.000 y US$70.000 millones”, dice la analista que no es la primera que se ocupa del proyecto.

“Los defensores de la nueva vía dicen que Nicaragua tendrá una ventaja comparativa sobre Panamá, debido a que su canal tendrá carriles más anchos para acomodar una nueva generación de buques de carga. Sin embargo, la lógica económica del transporte marítimo sugiere como poco probable que se materialice la demanda de un paso en Centroamérica para naves más grandes.

“…Si la demanda se materializa en el futuro, Panamá tiene la opción de construir un cuarto juego de esclusas, más ancho, a una fracción del costo del canal de Nicaragua”, asegura O´Grady.

“El canal chino sugiere que (Ortega) quiere más”

“El gobierno chino niega estar detrás de la concesión de HKND. Pero con más de US$3,5 billones en reservas internacionales, es el candidato lógico para pagar la cuenta. Beijing ha ejercitado su músculo geopolítico en América por más de una década y no ha dudado en trabajar de cerca con dictaduras corruptas como las de Ecuador y Venezuela. Según HKND, el canal de Nicaragua necesitará una fuerza laboral de 50.000 personas. Se cree que muchas de ellas serán chinas. La empresa dice que China Railway Construction Corporation está realizando estudios de viabilidad para el proyecto.

“La concesión de HKND incluye el derecho a construir “dos puertos, una zona de libre comercio, resorts de vacaciones y un aeropuerto internacional”. Con o sin canal, cada uno es una oportunidad de negocios no sólo para China, sino para Ortega, que se asegurará de quedarse con una tajada del pastel.

“Desde los días de la revolución sandinista, cuando los comandantes confiscaban las mejores propiedades del país en lo que se conoció como “la piñata”, Ortega ha amasado una fortuna en tierras, activos y negocios, incluyendo la importación de petróleo y la exportación de ganado. El canal chino que ha propuesto sugiere que quiere más”. Conclusión del artículo de Anastasia O´Grady publicado este lunes en The Washington Post. Trinchera de la Noticia.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario