Ejército no firmó copia de denuncia sobre masacre

Por Fidelina Suárez

La denuncia que preparó el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) en el caso del asesinato de dos menores, no fue firmada por el Ejército de Nicaragua.

Tropas del VI Destacamento Militar son señaladas como autoras de esta masacre en la que también murieron 4 adultos el pasado 12 de noviembre.

Elena Valle, madre de los niños asesinados, también acudió a la Policía y la Fiscalía a interponer la denuncia, pero aunque le firmaron la copia, no fue atendida por la jefa nacional de la Policía, Aminta Granera y por la Fiscal General, Ana Julia Guido, tal como lo había solicitado.

Nicaragua siguió conmocionada por este hecho y el crudo relato que hizo Valle ante medios de comunicación.

La presidenta del Cenidh, Vilma Núñez aseguró que esa institución no descansará hasta que se haga justicia.

Mientras tanto, los medios oficiales y el gobierno siguieron ignorando la grave denuncia y más bien se han concentrado en anunciar la instalación de los altares a la Purísima Concepción de María en la avenida Bolívar.

En un gran derroche de los recursos públicos, este año los altares son réplicas de las catedrales de Nicaragua.

Un conflicto que se produjo el año pasado entre una de las contratistas de los altares y sus socias, permitió conocer que en 5 altares, instituciones del Estado, invirtieron 250 mil dólares.

Una investigación publicada el año pasado por el diario La Prensa, reveló que el altar del Banco Central de Nicaragua fue el más caro, con un costo de 37 mil dólares.

Además, se instaló el año pasado un portal o nacimiento gigante en el parque que lleva el nombre de un niño que también murió asesinado (en 1979) por militares de la dictadura anterior, llamado Luis Alfonso Velásquez. El parque  tuvo un costo de 125 mil dólares.

Haga clic aquí para leer el texto completo de la denuncia, disponible en la página del Cenidh

Acerca de albaro24

Administrador y editor.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Un comentario

  1. ¿Como cambia el discurso derechista, hace unos años exactamente en los años ochenta estos mismos politiqueros ahora disfrazados de defensores de derechos humanos, hablaban del ateísmo del sandinismo, ahora que la hipocresía del gobierno con respecto a resaltar derroche religioso, se rasgan las vestiduras, la interrogante es: ¿porque? seguramente porque no les invitan a formar parte del negocio……

Deja un comentario