Dueños de tierras desmienten a Paul Oquist | Nicaragua

sandino_la_patria_no_se_entregaNemesio Mejía, dirigente del comité de dueños de propiedades que serán expropiadas por el proyecto del canal interoceánico, desmintió este miércoles al secretario de políticas nacionales de la presidencia Paul Oquist quien anunció en Washington que la obra “está muy cerca”.

Oquist es un izquierdista estadounidense (“liberal” como les dicen allá a los comunistas) que se trasladó a Nicaragua tras el triunfo de la revolución sandinista en julio de 1979, cuando empezó a trabajar en la Casa de Gobierno (Presidencia), desde donde ha definido las políticas económicas y de planificación

“No es cierto que está cerca, más bien está lejos porque no vamos a permitir que se construya en nuestras tierras”, dijo este finquero que anunció la realización de otra marcha.

“Los propietarios que están ubicados en la Ruta 4 están alzados y no van a permitir que les quiten sus tierras”, dijo Mejía en una conferencia en la que fue acompañado por líderes del MRS y miembros del comité.

“Nosotros no hemos vivido del canal y no pretendemos vivir sin nuestras tierras”, agregó. Trinchera de la Noticia.

Así anda vendiendo Nicaragua el norteamericano Paul Oquist:

El gringo Paul Oquist, secretario privado de Daniel Ortega, intenta vender el proyecto del canal por Nicaragua, en EEUU  el que supuestamente “está más cerca que nunca”.

El americano afirma que logrará reducir sensiblemente los tiempos y costos para los grandes buques, dado que estará especialmente diseñado para ellos, explicó en Washington mister Oquist.

Oquist convertido en vendedor de sueños, dijo que la obra desplazará a 28.000 personas que viven en la zona donde se establecería el canal, y no serán reubicados “a más de 12 kilómetros de distancia de su asentamiento original”.

“El objetivo es convertir a Nicaragua en un centro internacional de transporte marítimo para los megabuques que serán los principales responsables del transporte marítimo en el futuro próximo”, señaló Oquist en una conferencia en el centro de estudios del Council of the Americas.

Una vez completado, subrayó, se reducirá “en dos semanas” el tiempo necesario para uno de estos enormes barcos desde Nueva Jersey (EE.UU.) a Shanghai (China), ya que actualmente no pueden pasar por el canal de Panamá y deben rodear el continente por el estrecho de Magallanes, en el sur.

Oquist señaló que ha habido mucha desinformación respecto al proyecto, especialmente sobre el impacto medioambiental, y que HKND había mostrado un gran interés en anteponer “la calidad a la reducción de costos”.

Sin embargo, el gringo lo mandaron a vender el canal a EEUU, pero no lo entrenaron bien, porque le ley dice una cosa y lo que quiere vender Ortega a los inversionistas es un proyecto que no existe. Agencia SNN.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario