Diputados opositores destituidos piden amparo | Nicaragua

Imagen de ilustración

Imagen de ilustración

Diputados opositores de Nicaragua presentaron este martes un recurso de amparo contra una resolución del Tribunal Electoral que les despojó de su cargo sin un debido proceso, anunciaron los afectados. Los 28 legisladores recurrieron al Tribunal de Apelaciones de Managua, al que presentaron un escrito para que esta instancia “invalide o suspenda un acto ilegal”, dijo a la agencia AFP uno de los legisladores destituidos, Carlos Langrand.

El Consejo Supremo Electoral (CSE) destituyó a los congresistas que no acataron las directrices del nuevo presidente del Partido Liberal Independiente (PLI), Pedro Reyes, nombrado por la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia. “Hay una intromisión de un estado en otro. Fue un golpe a los diputados que fuimos electos por 800.000 votos” en los comicios de 2011, alegó Langrand.

El político opositor denunció irregularidades en la sentencia del CSE. “Fuimos destituidos sin que se agotara el debido proceso, no nos dieron oportunidad de defensa y ni siquiera hemos sido notificados de esa resolución” emitida el 28 de julio, manifestó. El Tribunal de Apelaciones dispondrá de ocho a 15 días para rechazar o aceptar la petición de los afectados o enviarla a la Sala Constitucional. Los diputados anunciaron que de no ser atendida su petición recurrirán a otras instancias políticas internacionales y de derechos humanos.

“Queremos que se respeten los derechos políticos”

A la entrega del recurso acudieron 26 de los 28 exlegisladores a presentar sus documentos de identificación para proceder con el trámite de entrega, reportó la agencia EFE. “Estamos interponiendo un recurso donde queremos que se respeten los derechos políticos de los ciudadanos”, que eligieron a sus diputados con su voto en los comicios de 2011, dijo a periodistas la ex legisladora suplente de la disidencia sandinista, aliada de la opositora Bancada Partido Liberal Independiente (Bapli), Edipsia Dubón.

“Esperamos nosotros que el Estado de Nicaragua entienda que no es una isla, que no es la ley de la selva y que hay derechos que nos asisten”, dijo por su parte Langrand. De no ser escuchadas sus peticiones, los ex diputados anunciaron que recurrirán ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), un órgano autónomo de la OEA, con sede en Washington (EE.UU), para pedir apoyo, señaló el legislador opositor removido Raúl Herrera.

Los parlamentarios removidos, que pertenecían a una alianza encabezada por el Partido Liberal Independiente (PLI), argumentaron que no seguirían al nuevo representante de dicha agrupación, Pedro Reyes, porque supuestamente es un aliado del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN). La coalición opositora que lideraba el PLI, que tenía 24 de los 91 diputados propietarios de la Asamblea legislativa, se vio afectada por la reciente decisión de la CSJ, que la dejó sin opciones de ir a la contienda electoral por medio de dos fallos judiciales que le retiraron su personalidad jurídica.

Carta Bodán

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario