Denuncian a Nicaragua en informe sobre DDHH

protestas_ilustracionBélgica. El Centro de Estudios Analíticos de Latinoamérica (Casla) presentó en Bruselas un informe que denuncia las supuestas violaciones de los derechos humanos en Venezuela, Cuba, Bolivia, Ecuador y Nicaragua, con testimonios de diferentes personalidades.

Mitzy de Ledezma, esposa del encarcelado alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, dijo que en Venezuela se intenta “callar la voz disidente”, a la que “se criminaliza”, al tiempo que consideró que “los ojos del mundo están condenando la violación sistemática” de derechos en el país.

En el evento, organizado por el grupo liberal (ALDE) en la Eurocámara, la presidenta de la asociación VenEuropa, Patricia Betancourt, entregó a esa formación una lista de firmas en apoyo a la candidatura de la oposición venezolana agrupada en la Mesa de Unidad Democrática al premio Sájarov a la Libertad de Conciencia.

Desde Nicaragua, el columnista y activista José Antonio Peraza, indicó por videoconferencia que el país ha experimentado un “retroceso sustantivo” en materia de libertades fundamentales, como la libertad de expresión y movilización, con su actual presidente, Daniel Ortega. Trinchera de la Noticia.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Un comentario

  1. Ya era hora que las denuncias se hagan a otro nivel en vista de que en la misma Nicaragua las demandas caen en saco roto, porque obviamente al que se autoeligió no le conviene. Las faltas hacia los derechos humanos van van desde las elecciones fraudulentas, hasta asesinatos políticos sin resolver, expropiaciones antojadizas fuera de la ley, presos sin el proceso judicial correspondiente, locos disparando en manifestaciones pacíficas de los opositores, gastos de dinero en chucherías mientras las escuelas se caen, los salarios de los docentes son miserables, las calles y alcantarillas de los años cincuentas, inseguridad por el aumento en la delincuencia, falta de empleos y salarios dignos, clínicas y hospitales en condiciones precarias, amenazas a los trabajadores públicos para que se presenten a las manifestaciones políticas, impunidad hacia los diferentes y sistemáticos delitos cometidos por los políticos del actual gobierno.
    Ya era hora de elevar estas y otras irregularidades hacia otras instancias. Llenar a los países, de observadores internacionales en cada elección, no basta. De observar observamos todos y cualquiera lo hace, pero dónde a quedado el actuar a partir de las irregularidades observadas y denunciadas? No sea que caigamos de la pasividad que hacen de la indiferencia y la ceguera, la peor de las complicidades.

Deja un comentario