De Papas, excomuniones y dictaduras

companero_francisco_companero_raul_cuba

Los comunistas y los que favorecen al comunismo están excomulgados según el decreto del Santo Oficio de 1 de julio de 1949, firmado por el Papa Pío XII.

Por Adríán Cuadra Román*
Periodista

El Santo Padre Juan XXIII aplicó la pena de excomunión a Fidel Castro hace ya 53 años.

Eso no ha sido obstáculo para que Juan Pablo II en 1998 y Benedicto XVI en 2012, hayan visitado la isla comunista gobernada por un comunista excomulgado, ni para que el Papa Francisco esté de visita en Cuba en este mes de Septiembre 2015.

Castro fue excomulgado después de haberse declarado marxista-leninista y de anunciar que conduciría a Cuba al comunismo, en su histórico discurso del 2 de Diciembre de 1961. Además Castro ya había demostrado en su gobierno una hostilidad manifiesta y no disimulada hacia la religión católica. También la revolución liderada por Castro ya se había proclamado “socialista”, y más tarde el Estado se calificó como “ateo”.

Para excomulgar a Castro, el conocido como “El Papa Bueno” y hoy santo de altares, se apoyó en el decreto anticomunista firmado por Pío XII el 1º de Julio de 1949, hace 66 años.  El decreto estableció la pena de excomunión automática para todo aquel que profesara o que difundiera el comunismo o que lo favoreciera o lo defendiera.

Ese decreto de excomunión para los militantes comunistas y de excomunión también para los que favorecen al comunismo, pertenece a la que entonces era conocida como Congregación del Santo Oficio, y que hoy se llama Congregación para la Doctrina de la Fe.

Fidel Castro, como bautizado y por ello miembro de la Iglesia Católica, fue excomulgado por Juan XXIII por ser Castro un comunista. Por la única razón de ser un comunista es que Castro fue excomulgado. Sólo por eso y nada más que por eso, ya que basta con ser un comunista o con defender al comunismo para que un católico esté excomulgado ipso facto y sin previo juicio, tal como lo dispone el Santo Oficio Julio 49. Y es de suponer que Castro recibió la excomunión también por propagar el comunismo en Cuba y en América Latina.

La excomunión de Castro nunca ha sido levantada.  La excomunión continúa. En Septiembre 2015 Castro sigue excomulgado.  Y el absoluto comunista Castro y la mayoritariamente comunista Cuba siguen recibiendo visitas de Papas. ¿Cuál ha sido el objetivo de estas visitas?¿Qué se ha logrado o intentado lograr? Castro y la mayoría de Cuba siguen lo mismo ahora que en 1962, cuando Castro fue excomulgado,. igual de comunistas y de enemigos de Dios y de negadores de la libertad cristiana y de los derechos humanos.

Una cosa es influir y mediar e intervenir para que el embargo económico yanki sea quitado para favorecer y oxigenar a la incapaz economía comunista isleña y otra cosa es lograr que el castrismo levante el embargo político que tiene impuesto sobre las libertades humanas y los derechos ciudadanos de doce millones de cubanos. ¡Embargo no, comunismo, si!, es la dolorosa verdad obámica y pontificia de la realidad actual y futura de Cuba.

El mundo occidental desea abrirse en todo sentido a Cuba, ¿pero desea Cuba abrirse al mundo? El muy conveniente deseo cubano es abrirse económicamente lo más pronto posible,  pero mantenerse cerrada políticamente para siempre. Primero deja de existir  la Santa Sede en Roma, antes que el castrismo renuncie al comunismo político. Lo cierto es que en cuanto se muera Fidel Castro se renunciará de inmediato al comunismo económico. A la vez se mantendrá el comunismo político, para así adoptar for ever el neocomunismo o comunismo chino, con una economía libre empresa a lo capitalista caminando de la mano y a la par y en pareja con un gobierno dictatorial totalitario a lo comunista.

El camino hacia el neocomunismo es ese mismo que ya se comenzó a pavimentar en Nicaragua desde el 2007 con el tan propagandeado triunfalismo del éxito económico capìtalista y a la vez con el reeleccionismo de Ortega a cualquier precio, aunque sea al precio de un fraude tan increíblemente desvergonzado y descarado que bien podría ser calificado Ortega como el Presidente Fraude, combinado ese reeleccionismo a lo castrista con el continuismo desde 1979 de la dictadura desde arriba y desde abajo del Partido Frentista el cual, de hecho, ya hoy por hoy se desenvuelve y se pavonea y se hace sentir por doquier en todo el país, sobretodo en la Asamblea, como un partido único, muy a lo país comunista.  Al paso que vamos, tendremos neocomunismo o comunismo chino en plenitud a partir de la próxima tanda rojinegra. Capitalismo económico y comunismo político. Libre empresa económica y totalitarismo político. Libertad económica y dictadura política.

Tan sólo el anticomunismo del catolicismo real y auténtico, del verdadero y mero mero, del valiente, decidido y sincero, podrá intentar evitarnos el neocomunismo. La resistencia católica anticomunista. La de la bandera de la Dictadura Cero. Libertad económica y libertad política. Libertad plena, total y completa tanto en lo económico como en lo político. Catolicismo. Católicos libres, nicas libres, con la libertad creada, concedida e impuesta por Dios, quien a los seres humanos nos hizo espíritus libres a Su imagen y semejanza.

Sólo lo libre es humano. Sólo lo humano es libre. Dios lo dispuso así. El Dios de los católicos. El Dios de los nicas de alma libre. Como yo.

*Adrián Cuadra Román (ACR)
Católico. Por bautismo y por convicciones propias.
Anti Comunista Radical (ACR). Por católico línea dura y por convicciones propias.
Opositor a todo dictador.
Manifestante en los Miércoles Fraude Cero (Managua)
Colegio Centroamérica – Promoción 1960.
Licenciado en Periodismo (UNAN, 1981).

PD:

He aquí el texto completo del Santo Oficio anticomunista del 1º de Julio de 1949:

“A esta Suprema Sagrada Congregación le ha sido preguntado lo siguiente:

Primero: ¿Es lícito inscribirse en los partidos comunistas o favorecerlos?

Los eminentísimos y reverendísimos padres que tienen a su cargo la defensa de lo que ataca a la fe y a las costumbres, habiendo escuchado el voto de los reverendísimos consultores, decretaron en sesión plenaria en cuarto lugar que se debía responder “no”, porque el comunismo es materialista y anticristiano, y sus jefes, aunque de palabra digan algunas veces que ellos no combaten la religión, sin embargo de hecho o con la doctrina, o con las obras, se muestran enemigos de Dios, de la verdadera religión y de la Iglesia de Jesucristo.

Segundo: ¿Es lícito publicar, propagar o leer libros, periódicos, diarios, folletos, etc. que favorezcan la doctrina y las actividades comunistas o escribir en ellos?

Contestación de la Congregación del Santo Oficio: No, como cosa que está prohibida por el derecho mismo.

Tercero: ¿Pueden ser admitidos a la recepción de los santos sacramentos aquellos fieles que consciente y libremente hayan realizado aquellos actos de los que hablan los números 1 y 2?

Contestación de la Congregación del Santo Oficio: No, de acuerdo con los principios ordinarios sobre la anulación de los Santos Sacramentos a quien no tiene las disposiciones necesarias para recibirlos.

Cuarto: Los fieles que profesan la doctrina comunista y principalmente los que la defienden y propagan, ¿incurren ipso facto en la excomunión reservada especialmente a la Sede Apostólica, como apóstatas de la fe católica?

Contestación de la Congregación del Santo Oficio: Si”.

(Hasta aquí el texto del decreto pontificio anticomunista, decreto que sigue vivo y vigente hoy 20 de septiembre de 2015.)

Ver además: Carta Encíclica “Divini Redemptoris” del Sumo Pontífice Pio XI

Esa Encíclica está todavía vigente ahora en Septiembre 2015. Y seguirá vigente hasta que la anulen, si es que una Encíclica de un Papa puede ser anulada o borrada por otro Papa. Pero que no nos asuste que, alegando católicamente la obligación de brindarle a ciegas amor y perdón y misericordía a su frontal enemigo ideológico, el comunismo, políticamente se le ordene al catolicismo el dar por ya caduca o por ya vencida a la Divini Redemptoris, como si fuera una medicina o un alimento pasajero para el cuerpo y no un permanente escudo eclesiástico para el espíritu. Si a usted, nica católico o católica, le interesara leerla, la encuentra en internet.  Y si usted es anticomunista, se va a dar un gustazo. Y va a recargar al máximo sus baterías anticomunistas. Lo que soy yo, me chupo los dedos leyéndola. Una delicia. Puro tres leches. Y lo hago desde hace más de diez años, desde que la conocí en un santo folletito de luz que no sé cómo llegó a mis manos y que ya lo perdí, pero tengo copia a la orden en internet.

Pregúntele por esa encíclica absoluta, total y completamente anticomunista a su párroco, quizá la conozca. Pero no le extrañe que ni siquiera la haya oído mencionar, a pesar de que Nicaragua ha estado asediada por el comunismo e influenciada por el castrismo desde 1979. Y quizá él tenga alguna opinión profesional como sacerdote o una opinión personal de su parte para los católicos de su parroquia, acerca de esa Encíclica anticomunista y acerca del Santo Oficio anticomunista y acerca de la excomunión del comunista Castro. Y sobretodo acerca de esa ideología atea y materialista que para ganarse a la gente católica se proclama amiga de los pobres, pero que es enemiga de Dios. Y que por ser enemiga díe Dios, para el catolicismo es perversa y es satánica y está excomulgada desde hace 66 años.

Los nicas católicos no saben ni de la Encíclica Divini Redemptoris, ni del Santo Oficio Julio 49, ni de la excomunión de Castro. Silencio total de nuestra Iglesia ante el comunismo nicaragüense y ante el comunismo mundial, a pesar de que hoy por hoy el comunismo sigue vivo y activo y haciendo proselitismo en Nicaragua por medio del castrismo y del chavismo, y en el mundo entero por medio de partidos políticos y de organizaciones y de movimientos comunistas. Cayó un muro comunista en Berlín, pero no cayó el comunismo en el mundo.

¿Va a continuar la Iglesia Católica de Nicaragua en ese silencio? ¿Es que para el catolicismo nica siguen sin servir para nada y hay que botar de una vez por todas a la basura a la Divinii Redemptoris y al  Santo Oficio y a la excomunión de Castro, todas vigentes al dí de hoy? Esa excomunión no se puede ocultar, ni  ignorar, ni disimular, ya que Castro es un conocidísimo personaje político mundial y una figura dirigente de influencia profunda y de respetado y admirado magisterio ideológico para el ateo comunismo internacional y para los revolucionarios latinoamericanos. (ACR).

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario