CSE violó la ley Electoral y cerró las elecciones | Nicaragua

Roberto Rivas Reyes, mejor conocido en Nicaragua como "el zar del fraude", es el favorito de Ortega para permanecer al frente del Consejo Supremo Electoral (CSE).

Roberto Rivas Reyes

Lo hicieron al inicio y al final de la campaña electoral. El presidente del Consejo Supremo Electoral, Roberto Rivas, violó la Constitución y la ley Electoral al recortar la campaña electoral a seis meses y clausurar el miércoles los tiempos establecidos para la presentación y resolución de los recursos de los partidos, así como la publicación en La Gaceta de la proclamación de los electos.

Según el calendario electoral del CSE, la última fase de las elecciones, después del día de las votaciones, el pasado 6 de noviembre, comenzaba con la publicación de los resultados provisionales el 14 de noviembre.

En este punto, el CSE lo cumplió al pie de la letra.

Al día siguiente, o sea el pasado martes 15 de noviembre, el calendario habilitaba a los representantes legales de los partidos a presentar los recursos de revisión de esos resultados.

Sin embargo, ese día, en una conferencia de prensa sorpresiva, a la que solo invitaron a los medios sandinistas, Roberto Rivas Reyes y los miembros del Consejo Supremo Electoral, proclamó a los electos y ordenó publicar en La Gaceta los resultados finales.

Según el calendario, los partidos y alianzas tenían para este trámite los días 15, 1 y 17 de noviembre, o sea hoy, como plazo para recurrir contra los resultados publicados.

Cercenaron 10 vitales días al calendario

El Consejo Supremo Electoral se recetó del 18 al 23 de noviembre para resolver los recursos. El 24 de noviembre debió ocurrir la proclamación de electos que arbitrariamente adelantaron al pasado miércoles y al día siguiente, el 25, los resultados serían publicados en La Gaceta. Así quedaría sellada de forma legal y legítima el resultado electoral.

Pero, cuando la representante legal del PLC, María Haydee Osuna, acudió al CSE para impugnar el resultado de la elección del diputado departamental de Nueva Segovia, así como los resultados de cinco departamentos más, encontraron las puertas cerradas.

Ningún funcionario apareció para recibir el documento, nadie estaba autorizado para ponerle el sello de recibido, ni siquiera las secretarias del consejo.

El expresidente Arnoldo Alemán dijo que “esta es una nueva ilegalidad que nos despoja de seis diputados que ganamos legitima y claramente en las elecciones.

La vocería del PLC explicó que lo ocurrido en Nueva Segovia, viola el inciso 2 del artículo 147 de la Ley Electoral. Trinchera de la Noticia.



Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario