Crisis con migrantes en Costa Rica es usada por Cuba para presionar a EEUU | migrantes cubanos

cubanos_nic_crEl gobierno comunista de Cuba, en complicidad con el de Nicaragua, estaría utilizando la crisis humanitaria generada por la presencia de más de 1.500 migrantes varados en territorio costarricense para forzar a Washington a la “normalización de las relaciones bilaterales”. Así lo da a conocer el periodista José Meléndez en una nota especial para El Nuevo Herald de Miami publicada este jueves 19, basado en “fuentes diplomáticas (de Managua y San José) que hablaron bajo reserva de identidades”.

El domingo pasado, el nutrido grupo de emigrantes cubanos intentó ingresar por la fuerza al territorio de Nicaragua, aparentemente azuzados por algunos de sus líderes, afirma el periodista.

Meléndez no descarta que los azuzadores que instigaron a los migrantes a ingresar por la fuerza a Nicaragua, sean infiltrados de la Seguridad del Estado cubana. Al respecto reflexiona: “En forma extraña, dos de los cubanos detectados como “líderes” se quedaron en Nicaragua tras los disturbios. Uno contó al retornar a Costa Rica que fue herido en el ataque, convaleció desde el domingo en un centro de salud de Nicaragua y, con ayuda de una nicaragüense, escapó para buscar acogida en territorio costarricense; San José y Managua cruzaron ataques verbales por los incidentes”.

“La crisis encaja en los intereses políticos de Cuba, que pretende que Estados Unidos flexibilice piezas esenciales financieras del embargo que impuso en 1962 a la isla y modifique su peculiar política de migración con los cubanos, confirmaron fuentes diplomáticas latinoamericanas acreditadas en Managua y San José”, dice el periodista costarricense.

La información de El Nuevo Herald indica que el trasfondo de la negociación entre Cuba y Estados Unidos, desarrollada durante el último año, hace recordar incidentes parecidos con “emigraciones masivas como la del puerto cubano de Camarioca en 1965, el éxodo del Mariel en 1980 y la crisis de los balseros en 1994”.

“La particularidad de la crisis del 2015 es que se trata de cubanos que, a diferencia de años anteriores, salieron legalmente de su país, por vía aérea en vez de hacerlo por mar, crearon un conflicto en América Latina y no “en las puertas” de Estados Unidos y sin protagonismo directo de Cuba”, agrega la información.

“La similitud con 1980 y 1994 es que los cubanos buscan acogerse en Estados Unidos a la Ley de Ajuste Cubano, emitida en 1966 –como efecto de Camarioca– para favorecerles con un permiso de residencia al año y un día de llegar a suelo estadounidense. Cuba repudia esa ley y aduce que estimula la migración ilegal, desordenada e insegura”, continúa diciendo Meléndez en su nota.

El periodista resalta la actitud violenta asumida por el Ejército de Nicaragua el domingo pasado en contra los cubanos emigrantes, con la que, a su criterio, se prestó a atizar un conflicto de impacto regional y agudizó los problemas con los cubanos. La actitud violenta de las autoridades nicaragüenses el pasado domingo resulta sospechosa, debido a que durante los último años el gobierno de Managua “concedió visa de turismo a los cubanos insertados en la cadena desde Ecuador…”. ¿Y ahora por qué no?

Nota completa en este vínculo a El Nuevo Herald

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario